Healthy Foods For the XXI Century Gesunde Lebensmittel für das XXI Jahrhundert Alimentos Saludables Para el Siglo XXI

Alimentos Saludables Para el Siglo XXI

Biomanantial

  4  Comentarios

Alimentos Saludables Para el Siglo XXI

Comer con consciencia consiste en empezar por darse cuenta que hay que comer para vivir, y no vivir para comer.  Afortunadamente en la actualidad cada vez hay más personas que comprenden la gran importancia que tiene saber acerca de los alimentos y de cómo combinarlos adecuadamente, poco a poco son más los que experimentan la magia de la nutrición de calidad al notar que, al comer ciertos alimentos y de determinada forma, no sólo su salud y belleza mejoran notablemente, sino que tienen más energía, creatividad y desempeño, su ánimo se abrillanta considerablemente y hay una sensación de vitalidad y bienestar general.

La salud es un tema que preocupa cada vez a más personas, muchas veces las enfermedades empeoran y no ceden tan fácilmente, por más que se hace y se invierte no se encuentra remedio. Exponer al organismo a los excesos, abusos, estrés, ingestión de tóxicos, grasas nocivas, etc., provoca reacciones instantáneas como náuseas,  dolores de todo tipo, alergias, alteraciones en la presión, vómitos, cólicos, inflamación, fiebre, mareo, erupciones en la piel, etc. De no ser verdaderamente atendidos, estos síntomas pueden derivar más tarde en un sinfín de enfermedades de todo tipo. Ignorar o tratar de menguar o adormecer los malestares del cuerpo con medicamentos es como tapar el dedo con el sol. Para atender a consciencia un síntoma se debe empezar por comprender que un gran porcentaje de las dolencias del cuerpo son causados por una nutrición deficiente y descuidada.

Poner atención en los alimentos con los que nos alimentamos es sin duda una de las claves más poderosas para el bienestar general, la nutrición es la base de la salud, sobre todo en esta época dónde los alimentos cada vez están más manipulados, refinados, alterados, adicionados y llenos de todo tipo de tóxicos.       

Saber comer con consciencia es algo que sin duda debe irse actualizando. No era lo mismo saber de nutrición hace cincuenta años que ahora. Si estás interesado en como mantenerte muy sano, bello y con vitalidad y energía durante toda tu vida, y cómo ayudarte a erradicar todo tipo de enfermedades y emociones depresivas, nada mejor que empezar por saber cuáles son los alimentos que encabezan la lista de calidad en ésta época. Para tal aventura, te invito a que des un paseo por el libro Alimentos Saludables Para el Siglo XXI, de Laura Kohan, una guía estupenda de ingredientes biológicos para una vida sana, el cual además incluye deliciosas recetas para que te acabes de quitar esa molesta creencia de que comer sano es una rutina aburrida, insípida y fuera de moda. Este libro antojará tus sentidos en el arte del buen comer, además de que te nutrirá de un nuevo conocimiento para que empieces cada bocado con el mejor aderezo: disfrutar de lo mejor de la naturaleza. 

Como el libro es muy rico y esta lleno de pasajes muy interesantes, he decidido hablar en esta ocasión de la importancia de los cereales integrales en la dieta, y destacar algunos puntos muy interesantes que la autora nos menciona. 

Los alimentos más sanos para tu cuerpo

La naturaleza provee una gran variedad de alimentos para el bienestar general del organismo: las legumbres, las frutas, las semillas, las oleaginosas y los cereales encabezan las listas de las pirámides de nutrición en todo el mundo. Entre estos alimentos, los cereales son una de las claves para toda nutrición consiente. Laura Kohan nos habla de los cereales integrales cómo ingredientes base de toda dieta saludable: “Hoy, las evidencias científicas sobre los efectos preventivos y curativos de los cereales integrales sobre patologías como la diabetes, la arterioesclerosis o el cáncer son indiscutibles… también constituyen una innegable ayuda para tratar problemas de obesidad…”

Bien es sabido que los cereales integrales (no procesados) son indiscutiblemente una fuente importante de nutrientes que supera por mucho a los cereales refinados. Los cereales integrales son mucho más ricos en vitamina E, vitaminas del grupo B, y minerales como el hierro, magnesio, fósforo, zinc, etc. Si en tu dieta no tienes incluidos muchos cereales integrales ( o son nulos) sin duda debes empezar a considerarlos como parte de tu dieta diaria, y empezar a sustituir la panadería refinada por la integral, así como las harinas y los cereales.

Como ya se dijo, los cereales integrales son una excelente fuente de nutrientes y aportan energía de mucha calidad a tu cuerpo, además de que aportan fibra de gran calidad, la cual ayuda a eliminar residuos tóxicos y adherencias intestinales, así como grasas nocivas en el organismo, causantes de todo tipo de enfermedades. Además, su fibra ayuda a eliminar células carcinógenas, colesterol nocivo y sustancias tóxicas difíciles de eliminar por otros medios.

Cereales refinados adicionados

Cuidado con las trampas en los supermercados, pues en la actualidad hay muchos productos elaborados con cereales refinados adicionados con todo tipo de vitaminas y minerales para equilibrar la carencia de nutrientes y captar la atención de los consumidores. Laura Kohan, en su libro, hace una sabia reflexión: “¿Qué necesidad hay de refinar un cereal para después agregarle lo que le han quitado?" Algo que, además, termina repercutiendo en el precio final…”

También dice: “El problema de estos productos enriquecidos, en especial los que llevan un refuerzo de micronutrientes, es que, dentro de una alimentación sana y equilibrada pueden provocar un efecto de sobredosis.”  Hay que hacer hincapié que es tan peligrosa la carencia de nutrientes como su sobredosis.

Algunos granos que encabezan la lista de calidad

Entre los granos que más destacan por sus múltiples propiedades y beneficios para la salud encontramos el arroz, un cereal muy accesible y con el que se pueden preparar infinidad de platillos. Laura Kohan sugiere no sólo limitarse a comprar siempre el mismo arroz, sino explorar la gran variedad de estos que se puede encontrar en el mercado, como el arroz basmati o el rojo.

Otro cereal con extraordinarias propiedades alimenticias es el trigo sarraceno, un “campeón de la proteína vegetal”, rico en vitaminas del grupo B.

Y mo podía faltar la avena, un cereal dotado de elevadas cualidades nutritivas, imprescindible en la dieta de adultos y niños. Es uno de los cereales con  mayor contenido proteínico, contiene seis de los ocho aminoácidos esenciales y es una fuente muy rica en antioxidantes. Con 100 gramos de avena obtendríamos el 100% de las necesidades diarias de manganeso y más del 50% de fósforo y vitamina B1, así como un gran porcentaje de hierro, silicio y grasas insaturadas (en las cuales predomina el ácido graso Omega-6.  Otro componente importante de la avena integral son los fitoesteroles, elementos que ayudan a reducir el colesterol en la sangre.

La lista de cereales integrales que encabezan la lista de los alimentos del siglo XXI por supuesto que no termina aquí: aún falta mencionar el fabuloso amaranto, la quinoa, la espelta, etc., los cuales puede encontrar con mucho detalle en el libro. 

Leches y melazas de cereales integrales

El libro recomienda, entre otras cosas, empezar a sustituir la leche habitual de vaca por leches de cereales: la leche de avena, por ejemplo, es excelente fuente de nutrientes, es muy digestible y carece de las grasas nocivas, hormonas y demás sustancias tóxicas que contiene la leche animal. La leche de arroz, espelta o Kamut son también alternativas ideales para la salud de este siglo.

De los cereales, además, también se extrae una deliciosa malta que resulta ser un sustituto ideal del azúcar refinada. Laura Kohan recomienda endulzar las bebidas y postres o lo que se antoje con las melazas de cereales, las cuales están repletas de minerales y vitaminas, sin los efectos realmente nocivos del azúcar blanca.

El libro, además, nos habla de las legumbres , las semillas, los frutos secos y muchas otras cosas más. Si deseas saber más al respecto, ¡no dudes en conseguir el libro!

Título del libro: Alimentos Saludables Para el Siglo XXI

Autor: Laura Kohan

Editorial: Ediciones Local Global

Escribir un comentario

Tags: alimentos cereales integrales nutricion salud saludables

También te puede interesar:
100%

4 Comentarios “Alimentos Saludables Para el Siglo XXI”

4
el 17/09/2013
Que opinion tiene usted sobre la leche de soya? yo deje la leche de vaca y empece a tomar de soya, cual sera mejor esta o la de avena o arroz que usted nos recomienda?
5
el 14/04/2010
Muy bueno en verdad! Les dejo una deliciosa receta de pan integral que encontré en la red, esta deliciosa, cuando la hice por primera vez no me quedó tan bien, pero después de la segunda vez es una delicia!

Ingredientes :

75 g de nueces peladas

40 g de zanahoria

Una manzana

Un yogur natural

Un huevo

120 g de copos de avena extra suaves

100 ml de leche

20 g de levadura de panadería fresca

150 g de harina de fuerza

60 g de harina integral

Un pellizco de bicarbonato

70 g de azúcar integral o piloncillo

40 g de mantequilla a temperatura ambiente

Un pellizco de sal de mar



Elaboración:

Troceamos las nueces 3 seg, vel 4 , retiramos del vaso y reservamos.

Ponemos en el vaso la zanahoria, la manzana y el yogur y rallamos 2 seg , vel 5 .

Incorporamos el huevo, la avena y mezclamos 15 segundos vel 5. Volcamos en un bol y reservamos.

Sin lavar el vaso, vertemos la leche, añadimos la levadura, la harina, la sal, el bicarbonato y el azúcar . Amasamos 30 seg en velocidad 6.

Agregamos el prepardo anterior y programamos 2 m , vaso cerrado, y velocidad espiga.

Amasamos de nuevo otro minuto mas con el vaso cerrado y velocidad espiga a la vez que vamos añadiendo por el bocal la mantequilla en trocitos y en los últimos segundos las nueces troceadas.

Terminamos de mezclar bien con la espátula y dejamos reposar la masa hasta que doble su volumen , bien en el vaso o en un bol enharinado ( yo lo paso siempre al bol).

Una vez ha subido le sacamos el aire ( en la receta dice que con la espátula), yo le di unos golpecitos a la masa contra el mármol. A continuación colocamos la masa en el molde , sólo hasta la mitad de éste , para que luego al subir no se nos desparrame.

Dejamos que vuelva a fermentar de nuevo , en un sitio abrigado y fuera de corrientes . Una vez listo, lo metemos a hornear con el horno previamente caliente a 180º hasta que esté dorado , según el libro una hora, pero éste en 40 minutos estaba cocido...me imagino que depende del horno, que cada uno es un mundo..........

Poner un papel albal por encima si veis que se dora en exceso, que yo me lié a hablar por teléfono con una amiga y casi me lo cargo jaja........y eso que sólo fueron cinco minutinos de ná la charla (jaja no me lo creo ni yo)..............

Dejamos reposar 10 minutos y luego lo desmoldamos sobre una rejilla


De la forma tradicional :

Troceamos las nueces y reservamos.

Hacemos trozos la zanahoria y la manzana y la trituramos junto con el yogur en la batidora. Volcamos en un bol y le añadimos el huevo batido mas la avena. Removemos bien con la batidora o a mano hasta que nos quede una mezcla homogénea y reservamos.

Templamos la leche (no caliente) y en ella diluimos la levadura. En un bol depositamos la harina, la sal, el bicarbonato y el azúcar. Mezclamos bien, hacemos un hoyo y en él depositamos la leche con la levadura. A continuación amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue y a continuación le agregamos la mezcla reservada. Seguimos amasando hasta tener preparada la masa y le añadimos las nueces , mezclando bien.

El resto del proceso igual que expliqué anteriormente.

5
el 13/04/2010
muy interesante el articulo, esto lo deberían leer todas las personas que quieren ser y tener una salud... extra.ordinaria...
5
el 12/04/2010
Excelente la información que nos muestras a cerca del libro, dan ganas de tenerlo en casa. Creo que es necesario que volvamos a los orígenes sin refinar ni elaborar demasiado nuestros alimentos. Debemos respetar la naturaleza, aceptar lo que ella nos brinda, que, sin dudas, es lo ideal para nuestro cuerpo.

Hagamos de nuestro mundo un lugar mejor, sin químicos ni refinamientos, sin toxinas ni enfermedades, un mundo feliz, sin angustias ni stress!!!

Compartamos recetas saludables!

Saludos a todos!
Alma

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Recetas ricas en vitamina B2 (riboflavina)

«Recetas ricas en vitamina B2 (riboflavina)