Urban Cycling Radfahren in der Stadt Ciclismo urbano

Ciclismo urbano

Biomanantial
por Nayeli R.

  1  Comentarios

Ciclismo urbano

El ciclismo urbano consiste en el uso de la bicicleta como medio de transporte para desplazamientos cortos (de unos 5 kilómetros como máximo) dentro de la ciudad o sus alrededores. Así, podremos ir a trabajar en bici, a comprar, al cine…

Para que una bicicleta sea apropiada para el uso urbano debe ser robusta que, por ejemplo, permita subirse a un bordillo, y con ruedas grandes y lisas, ya que no hay que meterse por terrenos embarrados. Además debe contar con un faro que haga visible al ciclista, algún sistema antirrobo, guardabarros para no mancharse ni mojarse, etc.

En un futuro no muy lejano comenzaremos a sufrir la repercusión de la disminución de las reservas de combustibles fósiles. Esta disminución conlleva un aumento del precio del petróleo; por tanto, convendría pensar en medios de transporte alternativos, como la bicicleta en las ciudades.

El uso de bicicletas como medio de transporte en las ciudades tiene numerosas ventajas:

  • Ayuda a reducir la contaminación atmosférica y los atascos

  • Mantiene un cierto nivel de actividad física en quien lo practica

  • Es cómoda, barata y respetuosa con el medio ambiente

  • Además se ha comprobado que en ciudades con mucho trafico, la bicicleta en trayectos cortos es más rápida que el coche.

El ahorro en combustible es enorme, lo que reporta, tanto beneficios medioambientales, como económicos; así, en unos meses estará amortizado el pago de una bicicleta nueva.

La contaminación de las ciudades no se debe solamente a los combustibles fósiles que mueven nuestros automóviles; también existen otros tipos de contaminación, por ejemplo, la contaminación acústica, es decir, el ruido que generan los coches, los atascos etc., y todo esto se puede evitar con el uso de la bicicleta.

Para que el desarrollo del ciclismo urbano sea posible, es necesario establecer una red de carriles bici en nuestra cuidad, o ampliar la red existente. También hay que aumentar el número de aparca-bicis tanto en la vía pública como en los parkings subterráneos y en los garajes de las viviendas, etc.

El principal obstáculo para el desarrollo del ciclismo urbano está en la falta de concienciación ciudadana, junto con la percepción de riesgo que se asocia a este medio de transporte. Éste es uno de los aspectos sobre los que se debería trabajar.

Otro problema es el uso indebido de los carriles bici por parte de algunos de los usuarios: algunos ciclistas van a más velocidad de la permitida con el riesgo que conlleva, o no se respeta a los peatones; tampoco respetan a los peatones en las zonas que conviven peatones y ciclistas.

Viendo esto, se hace necesario establecer sanciones para que se cumplan las normas, concienciar a ciclistas y peatones, etc. Para ello, el Gobierno donostiarra desarrolló una campaña de concienciación, información y educación sobre el uso de la bicicleta en la cuidad. Esta campaña se inició en abril del 2006 y finalizará en septiembre del mismo año.

El desarrollo del ciclismo urbano en el mundo es desigual: en Estocolmo el 10% de los desplazamientos urbanos se realizan con la bicicleta y en algunas ciudades de Holanda la cifra casi llega al 50%; sin embargo, en España queda mucho camino por recorrer para generalizar el uso de bicicletas en ciudades.

En España, algunas ciudades están intentando potenciar el uso de la bicicleta como medio de transporte. Por ejemplo, el gobierno de San Sebastián potencia el uso de la bicicleta para reducir el uso de motos y coches y, en consecuencia, reducir la contaminación, la emisión de gases de efecto invernadero y el consumo de energías no renovables. Además, parte de su presupuesto anual va destinado a extender la red de carriles bici hacia los barrios más distantes del centro.

Otro ejemplo es Burgos: aquí se ha puesto al servicio de la ciudadanía BICIBUR, que es un sistema de préstamo de bicicletas que cuenta con cuatro torres de préstamo. Para usar este servicio, primero hay que darse de alta y se puede alquilar durante dos horas la bicicleta.

En Vitoria también existe un servicio de préstamo de bicicletas; en este caso se trata de un servicio de préstamo gratuito. Este servicio cada vez tiene más demanda.

Sin embargo, Madrid es el contraejemplo a las dos ciudades anteriores; en esta cuidad básicamente no hay carriles bici.

En el caso de irnos al extranjero, en algunas ciudades, como Copenhague y Pekín, hay bicicletas gratuitas para uso público. Suelen ser sencillas y de un modelo fácilmente reconocible para evitar robos. En algunas ciudades el uso de las bicis es gratuito y se usa un sistema similar a los carritos de supermercado: se introduce una moneda para sacar la bici del aparcamiento, y cuando se devuelve se recupera dicha moneda. Otra opción es subvencionar el uso de bicicletas para que el pago resulte simbólico al ciudadano. Con estos sistemas se fomenta el uso de bicicletas como medio de transporte.

Otra opción para fomentar el uso de bicicletas es favorecer su transporte en los medios de transporte público: por ejemplo, en el metro de Madrid, sólo se pueden transportar bicicletas los fines de semana.

Si queremos combinar bici y tren, los trenes de cercanías admiten una bici por plataforma; los trenes de largo recorrido admiten llevar la bicicleta sin cargo en el caso de que se viaje en el coche-cama y esté situado debajo de las literas inferiores, o si la bicicleta está embalada en bolsas portabicicletas.

Si nos interesa llevar la bicicleta en el autobús, el tema es más complicado, puesto que aún no está reglamentado y depende de si el conductor te permite llevar la bicicleta o no.

Para el desarrollo del ciclismo urbano no basta sólo con desarrollar la red de carriles bici, también es necesario planificar políticas de fomento de la bicicleta, y como la bicicleta es un medio de transporte privado, que también tenga los mismos derechos que los coches y motos.

Los ayuntamientos de las ciudades españolas deberían apostar por el ciclismo urbano, creando carriles-bici en sus calles y favoreciendo el uso de las bicicletas. Usando este medio de transporte reduciríamos la contaminación de forma considerable. Sería muy conveniente que parte de la recaudación de los impuestos especiales sobre actividades nocivas para la salud fuera destinada a incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte habitual.

Fuente: Ambiemtum

Escribir un comentario

Tags: bicicleta ciclismo urbano

También te puede interesar:
100%

1 Comentarios “Ciclismo urbano”

5
el 23/12/2010
Hola:
Mi nombre es Félix y soy autor de una patente que consiste en un mecanismo sencillo y rápido para transformar sin herramientas,una bicicleta cualquiera, en un carro de transporte y viceversa.
La bicicleta que incorpore este mecanismo podrá acceder a los lineales de los Supemercados y se podrá realizar la compra y transportarla a casa cómodamente.También es posible hacer bicicleta estática en casa, ir a la playa con todo lo necesario (nevera,sillas,sombrilla etc.)incorporado en la bicicleta.Y más .....
Pueden visitar el siguiente enlace y comprobar lo que les acabo de comentar.
http://bagbike.blogspot.com
En beneficio del Medioambiente, les rogaría si lo consideran oportuno,que publiquen esta noticia.
Muy agradecido de antemano.
Reciban un cordial saludo
Félix Jiménez

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
El Aparta-Hotel Venus Albir será el primer Hotel Biológico de España

«El Aparta-Hotel Venus Albir será el primer Hotel Biológico de España