Anger: How to prevent losing control? Wut : Wie verhindert man, außer Kontrolle zu kommen? Enojos: ¿cómo evitar que se salgan de control?

Enojos: ¿cómo evitar que se salgan de control?

Biomanantial
por Miriam R.

  6  Comentarios

Enojos: ¿cómo evitar que se salgan de control?

Cuando algo nos molesta, existe una probabilidad de que la ira nos invada,  a veces esto puede ser necesario, pero otras veces, es excesivo e injustificado. Cuando somos atacados, desvalorizados, o maltratados, es usual experimentar el enojo, pero cada uno de nosotros tenemos una sensibilidad diferente y es muy posible que también nuestras reacciones serán distintas.

Existen muchos tipos de enojo como antes mencionaba cada uno de nosotros es distinto, sin embargo podemos describir algunos de los más comunes.

El que se reserva hasta explotar

Cierto tipo de personas suelen no demostrar enojo a pesar de que se les molesta, aflige o cuando algo no les parece justo, sin embargo, aunque experimenten enojo, no lo manifiestan por temor a incomodar o que se les haga a un lado. No obstante, el enojo se acumula, hasta que en un punto, explota. Generalmente esto sucede por una cosa insignificante, por lo que suelen ser tomados como una  reacción exagerada.

¿Qué hacer? hay que aprender a comunicar nuestra molestia y no dejar que se acumule, es muy probable que no deseemos incomodar o molestar, o que algo que nos molesta nos parece insignificante, sin embargo, es mejor hablar y tratar de comunicar lo que nos afecta y así evitaremos que la ira se acumule.

El que explota y a los pocos minutos lo supera

Se trata de la persona que se enoja ante la más mínima provocación, como si se tratara de una situación muy fuerte, y enseguida se le pasa. La persona que se enfrenta a éste tipo de enojo, suele terminar molesta, mientras que el enojado a los pocos minutos se le ve relajado.

¿Qué hacer? Si te identificas con éste tipo de personas, debes concientizarte de que dichas reacciones afectan a los demás, y a las relaciones que tenemos con el resto, lo cual puede hacernos perder amigos, oportunidades de trabajo y más, aprende a identificar y no dejar que el enojo sea una forma de liberarte de las tensiones.

Enojo prolongado

En éstos casos, se trata de enojos que continúan por un largo tiempo, y se está a la espera de cualquier oportunidad para recordarlo y sacar a relucir aquello que generó el enojo.

¿Qué hacer? Se recomienda reflexionar, no podemos volver al pasado y cambiar aquello que nos hizo enojar, por lo tanto, no tiene sentido continuar molestos al respecto, debemos dejarlo atrás, y abrirnos a nuevos sentimientos.

Los que no se expresan

Son aquellas personas que fingen no darle importancia a los eventos que podrían hacer enfurecer a cualquiera, frases como “no es para tanto” o “no sirvo para reclamar” son características de ellos. Sin embargo, el enojo acumulado, y la frustración pueden desencadenar la presencia de enfermedades psicosomáticas, como úlceras, asma, excesos en la alimentación, entre otras.

¿Qué hacer? En la mayoría de estos casos, es necesaria una terapia, para hacer cambios en la conducta de la persona.

Enojos violentos

Se trata de enojos que tienen que ver con una personalidad agresiva del que se enoja, con el daño, amenaza o maltrato. Generalmente quien se enoja, suele justificarse diciendo “fue tu culpa que yo reaccionara así”, dejándole la responsabilidad a quien le provocó, sin embargo, los hechos son siempre responsabilidad de quien los hace.

Las personas que reaccionan violentamente suelen infundir temor en quienes le rodean, y tienden a evitarlo y tratar de no provocar su ira.

¿Qué hacer? Se debe recurrir a un profesional, pues éste tipo de reacciones son muy difíciles de superar por uno mismo. Afecta tanto a las víctimas del enojo, como a la persona que tiende a reaccionar con violencia, cualquier situación o persona, puede desatar la ira, y es poco saludable estar sometidos a esta clase de tensiones. El problema está en la persona y no en el resto.

Escribir un comentario

Tags: enojos perder el control sensibilidad

También te puede interesar:
100%

6 Comentarios “Enojos: ¿cómo evitar que se salgan de control?”

5
el 15/05/2015
Conozco a muchas personas que se van guardando todo y llegan a un punto en que explotan y es horrible estar cerca de ellos, creo que debemos controlar el enojo y hablar en el momento en que algo nos esta molestando para no estar acumulando cosas negativas que a la larga afectan fisica y emocionalmente
4
el 29/05/2014
Aprender a controlar nuestro carácter es la receta perfecta para ser feliz, considero que el enojo o reaccionar impulsivamente solo nos trae problemas, cuando aprendemos a disfrutar la vida sin incomodarnos por los actos de los demás, la vida se vuelve más bella.
5
el 30/04/2014
Muchas de las veces no sabemos como debemos controlar nuestro caracter, conozco casi a todos los ejemplos de la lista y definitivamente no es divertido vivir enojado o convivir con personas que lo están, lo primero es aceptar que la vida es para disfrutarse y encontrar la manera de controlar el caracter y saberlo manejar, de lo contrario pedir ayuda.
4
el 31/10/2013
Que buen consejo el que nos das de no explotar de todo ya que esto nos daña emocionalmente , asi como afecta al entorno que frecuentamos Y sobre todo nos hace perder oportunidades. Una adecuada comunicación para expresar lo que nos incomoda ayuda más.
5
el 03/10/2013

Hay que profundizar un poco mas.

Decir: "no tiene sentido continuar molestos". Por supuesto que tiene un sentido! el negar disfrazar o evadir las emociones es justamente una de las causas que nos impide crecer. Cuantas veces nos repiten esto, y eso no cura nada. Asi que si póngale atención a lo que sienten y denle todo el sentido y el entendimiento que puedan con libros, etc.

El enojo prolongado "es común en las mujeres". Esto de ser "sexista" con las emociones no es nada positivo para nutrir el mundo emocional de ambos, tanto hombres como mujeres son emocionales, emotivos, sensibles, y tanto unos como otros suelen tener enojos prolongados, incluso a veces los hombres mas ya que se les enseñó a guardarse lo que sienten para parecer fuertes.

4
el 05/10/2013
Hola Laurye, muchas gracias por complementar el artículo, yo soy de las personas con tendencia a enojos prolongados, precisamente me he identificado con éste tipo de enojos, hay muchos más, puesto que nadie es igual, sin embargo, me he dado cuenta, que he dejado de disfrutar otras cosas por estar molesta por mucho tiempo. No recomiendo disfrazar, porque al contrario, estaríamos cayendo en el tipo de enojo que se contiene y luego explota, sino de hacer reflexión, sobre lo que un enojo nos quita la oportunidad de apreciar, creo que prolongar enojos, nos vuelve personas rencorosas, que no hace nada bien a nuestra salud. También depende mucho de las situaciones, considero que todos debemos evaluar que tiene sentido y no, por lo que seguir enojado, yo padecí una enfermedad que me ponía irritable, y me he dado cuenta, que, no todo merece que nos enojemos, nadie tiene que ser víctima de su carácter.

En cuanto a describir éste tipo de enojos como ser común de las mujeres, "común" no es sinónimo de "exclusivo", ciertamente cualquiera puede experimentar cualquier tipo de enojos, independientemente si es hombre o mujer, pero muchas gracias por expresar tu sentir, entiendo perfectamente que lo hayas tomado como sexista y no ha sido esa la intención, ahora mismo corregiré, saludos!

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Recetas con Litchi: fruta exótica para la buena salud

«Recetas con Litchi: fruta exótica para la buena salud