Prevent and combat obesity in children Verhütung und Bekämpfung von Fettleibigkeit bei Kindern Evita y combate la obesidad en los niños

Evita y combate la obesidad en los niños

Biomanantial

  9  Comentarios

Evita y combate la obesidad en los niños

En el 2004, una película conmovió y llamó la atención del público en general respecto a las interesantes y hasta escandalosas revelaciones respecto a la alimentación y la mala nutrición. Seguro muchos ya sabrán que hablo de la película-documental titulada Superengordame (Super Size Me, en inglés), la cual lleva al espectador por un paseo realmente asombroso por lo que es la alimentación norteamericana actual (cómida rápida o fast food y comida chatarra)  y sus severas consecuencias como la mala nutrición y la tan preocupante obesidad que afecta hasta niños muy pequeños.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una condición patológica la cual puede definirse como la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo, afección que conlleva a un sinnúmero de padecimientos como problemas cardiacos, hipertensión arterial, diabetes, cansancio excesivo, dificultades para respirar, estreñimiento, problemas intestinales, cáncer, quistes, hemorroides, etcétera.

Obesidad en los niños

En muchos países cómo España, Chile, México, y Estados Unidos, el sobrepeso en los niños de edad escolar se ha duplicado en los últimos años. Esta situación ha sido motivo de preocupación no sólo por parte de los padres y educadores sino por los expertos en la salud, quienes afirman que los principales motivos del aumento de peso en los niños se debe precisamente al gran descuido en la alimentación y a la mala información o cultura alimenticia que hay en dichos países.

La obesidad es un problema frecuente en los niños, y muchas veces un problema muy mal atendido que puede repercutir en problemas más severos econforme el niño crece. Se estima que hoy en día, en muchos países, uno de cada diez niños presenta problemas de obesidad al llegar a los diez años.

¿Qué exactamente provoca la obesidad en los niños?

La evidencia propone que es una patología con origen multifactorial, ya que puede ser de origen genético, psicológico, ambiental, etcétera. A continuación te presentamos las causas más frecuentes que pueden desencadenar el sobrepeso infantil:

• Grasa nociva: las comidas fritas y excesivamente ricas en grasas animales.

• Dieta: comida de baja calidad o poco contenido nutricional (como alimentos procesados) o mal equilibradas.

• Azúcar refinada: un alto contenido de azúcar refinada o blanca en la dieta y los productos que la contienen como el refresco, principalmente.

• Comer entre comidas exceso de pan, galletas, frituras, dulces, helados, etcétera. 

• Falta de actividad: gastar la mayor parte del tiempo viendo la televisión o jugando video juegos. Falta de movilidad o actividad física. 

 Emociones: un niño con un ambiente emocional tenso, ansioso, confuso o con carencias afectivas es más propenso a padecer sobrepeso.

Cultura alimenticia

La obesidad ha pasado a ser una cuestión realmente significativa, ya no sólo a nivel estético sino a nivel bienestar, ya que padecerla conlleva a serios riesgos para la salud e influencia en el desarrollo psicosocial del niño, además de que está el riesgo de extenderse hasta la edad adulta.
 
Así que si tienes o conoces un niño obeso, no dudes en comenzar a poner en práctica los siguientes consejos:

• ACTIVIDAD FÍSICA: Motiva a los niños para que practiquen actividades físicas. Es muy importante que caminen, salgan al parque a correr o a jugar en los juegos. Si puedes inscribirlos a un equipo de futbol, balocesto o algo que ellos prefieran, hazlo. 

• CULTURA ALIMENTICIA: Explicar a los niños las bondades de los alimentos y destacar aquellos que son nocivos y los que ayudan a mantener su cuerpo saludable. En la escuela, hay que apoyarse con material didáctico (la película citada al principio de este articulo da muy buenos resultados con los niños) y con charlas y trabajos que les orienten.

• DIETA: si el niño es obeso, hay que cuidar su dietra a toda costa, es decir, comenzar a darle aliemntos que en verdad lo nutran y no sólo que lo llenen. Hay que evitar principalmente el abuso desconsiderado de refrescos y comidas que contengan azúcares refinados, productos procesados y frituras. Por ejemplo, hay que comenzar por dejar de consumir alimentos por su aspecto o sensación de saciedad, alimentos que no llevan los nutrientes ni las vitaminas necesarias para que los niños crezcan fuertes y sanos.

• CAMBIAR LOS HÁBITOS ALIMENTICIOS: Comenzar con nuevos hábitos en la dieta, se sabe, es fácil de decir, pero difícil de llevar a cabo. Sin embargo, los niños de edad escolar resultan todavía muy dóciles para influenciarlos positivamente. Si en casa, por ejemplo, se le explica al niño que ya no habrá más refrescos o que la cantidad bajará por que ese no es un aliemnto realmente nutritivo, quizá cueste al principio adecuar al niño y este proteste o lo pida con exigencia, pero si somos firmes y actuamos con amor, y no cedemos a chantajes, el niño poco a poco se acostumbrará. 

• LA EDAD PARA CONSTRUIR HABITOS: recuerda que la infancia es la edad en donde se construyen los hábitos que muchas veces persistirán hasta la etapa adulta. Si al niño se le lleva por un conducto firme y respetuoso, el niño sin duda arraigará el hábito positivo.

EDUCAR ALIMENTICIAMENTE: hay un viejo refrán que canta “la educación se mama” y, efectivamente, la educación alimenticia es algo que los niños deben, primeramente, ver y absorber de sus padres. Si el padre carece de los hábitos saludables, será difícil que el niño los pueda desarrollar. Sin embargo, si tu eres un padre o un guía que no tiene, digamos, hábitos sanos, esto no debe ser un impedimento. El querer sembrar en el niño hábitos sanos y constructivos es el punto de partida y es lo más importante. Asi que puedes comenzar a ser amigo de tu hijo e informarte acerca de la adecuada y sana alimentación, y compartir con el pequeño lo que vas aprendiendo. De esta forma comprenderá, o al menos iniciara un proceso de comprensión, respecto a los nuevos cambios en la dieta de ambos o de la familia. Este tipo de cercanía, explicación y consideración favorecerá, además, la convivencia, y bajará los grados de ansiedad y estrés en los niños.

• BUSCA UN BUEN NUTROLOGO: esta alternativa siempre resulta una buena alternativa para prevenir y ayudar a los niños obesos.
   
Habría muchos puntos interesantes que abordar respecto a este tema. Pero a grandes rasgos hemos dado los principales. Ojalá y no esperes más y hoy mismo comiences a considerar la adecuación de hábitos saludables no sólo por amor a ti, sino por respeto a los niños.

Escribir un comentario

Tags: adelgazar dietas niños obesidad obesos perder peso salud

También te puede interesar:
100%

9 Comentarios “Evita y combate la obesidad en los niños”

4
el 25/06/2015
Este tipo de artículos deben ser publicados con mayor constancia para concientizar a la población en general , y no dejarse influenciar por la comida rápida que se expende con mayor fuerza, pocos hogares cuentan con este tipo de información y se dan tiempo de inculcar buenos hábitos alimenticios en sus hijos. La premura del tiempo va para todos pero está en nosotros cuidar la salud propia y la de nuestros hijos si realmente los queremos y deseamos que se conserven bien de salud durante su desarrollo. Interesante enfoque.
4
el 26/01/2015
La obesidad en los niños es una cosa muy seria y muy triste, yo que no soy madre puedo ver desde afuera que las madres ya no se preocupan por atender a sus hijos, los alimentan mal y tampoco se preocupan por que gasten energía jugando en las calles. La mala alimentación y los videojuegos y tabletas no ayudan en nada, es cosa seria que se deberia tomar en cuenta como padres.
4
el 24/02/2014

Es cierto los padres son los educadores de los hijos y ellos tienen que enseñar los buenas hábitos alimenticios, escoger alimentos nutritivos y preparar en casa es lo ideal, comunicar a los menores la importancia de comer alimentos saludables y como repercuten estos en nuestra salud. Por el mismo hecho de estar más sedentarios frente a una computadora por varias horas y sobre todo no se practica deporte lastimosamente vamos a subir de peso de manera exagerada. Llevando a nuestra niñez a generar obesidad con una serie de enfermedades que de por si carga este trastorno. A tomarlo en cuenta.

4
el 21/01/2014
La obesidad infantil se está volviendo una preocupación general, los niños no sólo tienen una alimentación de menor calidad que generaciones anteriores, también realizan menos actividad física, lo cual claramente está perjudicando su salud, muchas gracias por todos estos consejos.
¡Saludos!

5
el 20/06/2012
Muy buenos los consejos que has dado para lograr cambiar los hábitos alimenticios de los niños y establecer una dieta más saludable. Muchas veces las mamás dicen pero yo le doy más comida porque mi hijo no se llena y tiene mucha hambre. Como bien dicen los nutricionistas no por comer más un niño llega al sobrepeso, sino explorando y conociendo qué es lo que come. Si su hijo no se llena darle alternativas más saludables, líquido, jugo natural, frutas, ensaladas, etc. y espaciar las comidas en cinco durante el día, en raciones más pequeñas. El problema no es de los chicos, sino de nosotros los padres y de cómo los hemos educado a comer. Gracias
5
el 01/07/2011
Hola, tengo dos niños de 7 y 9 años, y la verdad que les sobran unos kilitos, yo procuro tener habitos saludables, pero ellos cuando yo les pondo la fruta o la verdura no la quieren y ninguna les gusta. Que puedo hacer y como motivarlos? Gracias.
5
el 11/05/2011
Necesito saber qué puedo hacer tengo una bebita que está por cumplir el año y mi pediatra la encontró obesa mide 75 cms y pesa 11 k 200 grs, se le dá lo justo y necesario, toma su leche a las 07:30 hrs (220 ml con 7 medidas), luego aluerza su porción que corresponde con postre fruta cocida sin azucar a las 12:00 hrs (El almuerzo consiste en verduras con porción de pavo o pollo, según corresponda el día), luego una mamadera de 200 ml como a las 15:30 hrs luego come a las 18:30 hrs junto con su postre (Fruta) y finalmente su ultima leche (220 ml) a las 21:00 hrs, durante el día se le da su mamadera de agua sin azucar.
Sin embargo pese a ello noto que mi hija sube de peso con mucha facilidad, ahora está más activa porque anda caminando por lo que ejercita mucho más después de las comidas.

No come colación entre medio de las comidas, por lo que no me explico el porqué es tan gordita, además mi pediatra fue muy dura conmigo, casi tratandome de mala madre porque no se explica el porque habiendo tantos programas de la obesidad infantil aún existan niños obesos, incluso fue muy cruel con mi hija (pese a que ella es tan chiquita pensé que no había comprendido lo que le dijo la pediatra el día de su control, la sentó y le dijo "Sofía escuchame, tienes que entender que estás gorda" mi hija no quiso tomar leche en 2 días, yo quedé super mal porque no me gustó la forma en que nos trató, no sé que hacer, le pedí que me enviara a una nutricionista y tampoco quiso.

5
el 18/03/2010
Marcela dice:

Hola, soy Marcela, tengo un hijo de 8 años que mide 1.30 y pesa 42 kg. sé que debe bajar de peso pero no encuentro la forma de ayudarlo. El asiste desde este mes, tres días a la semana a hacer deportes, pero cuando llega tiene muchísimo hambre y no hay forma de detenerlo en el consumo. Muchas gracias, espero su respuesta.


RESPUESTA:

Hola, Marcela y Mary

No esta mal que un niño coma mucho, sino que los alimentos que coma no sean los apropiados.

Es necesario evitar los aliemntos azucarados, panes refinados, lñacteos de origen animal y embutidos, los cuales son dañinos para el cuerpo y sólo causan sobrepeso. Esto puede ser dificil cuando los niñso están acostumbrados a ciertos productos, asi que la "mudanza" de hábitos debe de ser poco a poco, ir sustituyendo la leche, por ejemplo, por leche vegetal de soja o almendras, que son excelentes y muy nutritivas, sin la catidad de grasa nociva que tiene la leche.

Es muy importante tratar de evitarles el pan refinado o blanco, que practicamente no tiene ningun valor energético, por eso lo tienen que adicionar las compañías que lo venden con vitaminas. Pero las vitaminas que trae no compensan el daño del pan blanco, que es practicamente un engrudo elaborado con ingredientes de muy baja calidad (sobre todo los que venden en tiendas de autoservicio y de "marca") que se queda en los intestinos y venas, causa obesidad y muchos propblemas de salud. Sin duda tienen que irlos animando a comer el pan integral.

Yo tengo una regla: si se anuncia en la tv, no lo comas. La propaganda de los comerciales es exagerada y pas amuy mala información nutrimental, la mayoría de los productos que se anuncian carecen de todo valor nutritivo, están adicionados y azucarados, los embutidos están llenos de grasa y sal, conservante sy ácidos muy nocivos que engordan y crean muchos problemas de salud.

La comida más sana esta en las verduras frescas, granos integrales frutas bien combinadas y derivados de la soja.

Quizá sus niños se resistan al principio, pero créanme que si se puede, solo necesitan paciencia y poco a poco explicarles que no los dejaran comer lo que ustedes consideran es nocivo, porque los quieren. Y si se enojan y les hacen berrinches, ustedes tómenlo con calma, poco a poco se acostumbraran.


Abrazos.

5
el 12/04/2009
me encanta su articulo es muy instructivo pero ademas quisiera publicaran a cerca de un modelo o reglas basicas para la alimentacion sana y equilibada de un niño ya que tengo 1 niño de 10 años obeso.

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Auriculoterapia: una alternativa milenaria para la salud

«Auriculoterapia: una alternativa milenaria para la salud