Stressed families: the impact of extreme over-demand Gestresste Familien: die Auswirkungen von extremen  Anforderungen Familias estresadas: las consecuencias de la sobreexigencia extrema

Familias estresadas: las consecuencias de la sobreexigencia extrema

Biomanantial
por Nayeli R.

  12  Comentarios

Familias estresadas: las consecuencias de la sobreexigencia extrema

Fuerte incremento de las consultas médicas por “estrés familiar”. Hijos presionados; mujeres sin espacios propios ni “válvulas de escape”. Consejos prácticos para evitar estas situaciones en el hogar

Datos textuales proporcionados por la Lic. Paula Saravia (MP: 3290), integrante del Departamento de Salud Mental de Sanatorio Diquecito

• “Los índices de incidencia del estrés en todo el círculo familiar están creciendo año a año a pasos agigantados, trayendo consecuencias altamente negativas a miles de hogares argentinos, con manifestaciones físicas y psíquicas difíciles de revertir”.

• “'Estamos todos estresados´ es la frase que caracteriza a estas familias que acuden a diario a instituciones médicas en busca de ayuda, con el fin de poder mejorar su calidad de vida”.

• “Si bien históricamente los más afectados por esta situación eran habitualmente los jefes de hogar, en la actualidad el estrés y sus implicancias han alcanzado a mujeres  e hijos, afectando a todo el núcleo familiar de igual manera”.

• “El estrés no hace distinción de clases sociales. Sin embargo, en el caso de los pacientes que atendemos en nuestra institución, nos encontramos frente a familias de un nivel socioeconómico alto, integradas por hombres y mujeres exigidos en lo laboral cuyos hijos son también exigidos por demás desde todo punto de vista”.

• “La situación se tornará cada vez más compleja, según coinciden la mayoría de los pronósticos. Sin embargo, se está notando una mayor toma de conciencia por parte de la sociedad en general, la cual se manifiesta en un notorio incremento en las consultas médicas a especialistas e instituciones referentes en el tratamiento del estrés”.

Los hijos, en el centro de la escena

• “Las familias que sufren de estrés están compuestas en general por adultos muy autoexigentes y exitosos en lo personal y  laboral. Son padres que  a su vez esperan y exigen a sus hijos altos rendimientos académicos, artísticos y deportivos”.

• “Cuando uno indaga cada caso, se topa habitualmente con que estos hijos han perdido los espacios de recreación, distensión y placer. La vorágine los ha llevado en algunos casos a presentar tensión alta e insomnio pese a su corta edad, y a caer en situaciones de agotamiento que se manifiesta en un estado de cansancio permanente”.

• “No les alcanzan las horas de sueño; tienen todo el día obsesivamente programado por sus padres y su rutina es ajustadísima, no permitiéndoles disfrutar de esta etapa de sus vidas. Hasta acusan dolores físicos por andar de un lugar al otro cargando material de estudio, o haciendo actividades permanentemente”.

• “Cuando estos hijos  se dan cuenta de que no pueden estar a la altura de las exigencias familiares, se frustran intensamente y buscan salidas a esta frustración a través de excesos que los terminan perjudicando (comida, adicciones y demás). A esto se suma la pérdida del diálogo y de la contención familiar, lo que hace un cóctel peligroso”.

• “A estos hijos les cuesta detectar qué les está pasando. Son en realidad víctimas de padres que lleva por delante la zanahoria del exitismo”.

• “El joven pocas veces verbaliza  lo que está viviendo y sintiendo sino que lo hace generalmente mediante actos, como conductas desafiantes, transgresoras u opositoras”.

La mujer, desgastada

• “En el caso de la mujer, los índices de estrés están creciendo también marcadamente, por las mismas razones antes expuestas. Ésta situación se acrecienta por la inexistencia de `válvulas de escape` que ayuden a revertir su incidencia”.

• “En consonancia con la situación de los hijos, la mujer que responde a este modelo de familia pasa gran parte del día en el auto llevando a sus hijos de un lado a otro, produciéndole un desgaste terrible al tratar de coordinar agendas propias y ajenas”.

• “Esto se acrecienta al sumar a las presiones de su familia las de su entorno laboral y profesional, a las que suele sumarse una gran cantidad de trabajo del hogar, sin contar muchas veces con la ayuda de su cónyuge, quien vuelve cansado y estresado de su trabajo”.

• “Son mujeres que se olvidan de ser mujeres y pasan a ser una máquina. En este momento es cuando dejan de verse lindas y atractivas y se origina una importante pérdida de autoestima. Poco a poco, a causa de las exigencias diarias, se va renunciando a espacios en común tanto con el cónyuge como con los hijos, y viene esta sensación de que se ha perdido el rumbo, profundizándose la sensación de malestar”.

Consecuencias

El estrés puede acarrear a alguno o todos los integrantes de la familia las siguientes consecuencias:

Enfermedades Psicosomáticas: digestivas (síndrome de intestino irritable), respiratorias (asma bronquial, hiperventilación), cardiacas (IAM –Angina de pecho).

Enfermedades Endócrinas: obesidad, hipotiroidismo y diabetes.

Enfermedades Dermatológicas

Enfermedades Psiquiátricas: trastornos de ansiedad, trastorno depresivo. 

Uso y Abuso de Sustancias psicoactivas –Adicciones

¿Cómo revertir el estrés familiar?

- Recuperar espacios familiares. Debemos reconstruir los espacios en todos los sentidos: esposo-esposa, padres-hijos, entre hijos y, porque no, también con nuestros amigos. Esto no se resuelve con un viaje familiar, sino con un trabajo permanente entre los distintos vínculos. Se  debe propiciar esto buscando compartir espacios de relajación, recreación y de encuentro en el ámbito cotidiano; por ejemplo compartiendo almuerzos y cenas, evitando durante estos la presencia de la televisión -la cual interfiere con el diálogo-, proponiendo un juego de mesa, etc.

- Incentivar la práctica de deportes. El deporte es muy importante para revertir el estrés en la persona. En Diquecito ayudamos a descubrir al paciente qué actividad es la más apropiada para su situación, su gusto o posibilidades, y lo incentivamos a practicarla a diario. Es importante incentivar la actividad física en el núcleo familiar, de manera individual y conjunta, como por ejemplo una caminata, trekking, clase de danza, o cualquier otra similar.

Mejorar los hábitos alimentarios. Esto es fundamental ya que nuestro estado general de salud y capacidad inmune se verán afectados por la calidad de nuestra alimentación. Es importante encontrar un equilibrio cuando el tiempo no permite la elaboración de comida casera. Para ello sugerimos diseñar una estrategia viable en el contexto particular que nos movemos: ya sea listando lugares y opciones saludables al  comprar comida elaborada, o surtiéndonos de platos pre-elaborados para tener a mano en el freezer...¿y por qué no?, hacer de la elaboración de un plato saludable una actividad lúdica que involucre a varios integrantes de la familia en un fin de semana.

SANATORIO DIQUECITO 
Ruta E-55, Km- 13 y ½ - El Diquecito, La Calera (Córdoba, Argentina)
Webs: www.diquecito.com.ar

Escribir un comentario

Tags: estres estrés familiar familias hijos mujer relaciones familiares

También te puede interesar:
100%

12 Comentarios “Familias estresadas: las consecuencias de la sobreexigencia extrema”

5
el 14/11/2016
La verdad es que el estrespuede dañar a todos los miembros de la familia de manera directa o indirectamente. Muy buen articulo, saludos
4
el 14/11/2016
Creo que este artículo deja muy en claro los efectos negativos de no atender este problema cada vez más frecuente, en especial si eres padre de familia puede impactar en todos los miembros del hogar por eso es importante saber como reducirlo y hacerle frente a este problema. Un saludo
4
el 17/04/2015
Es necesario parar y darnos cuenta que este ritmo de vida no nos lleva a nada bueno, al punto de afectar a los niños que no viven su etapa de acuerdo a sus necesidades como es la recreativa, es una etapa importante del menor y así a medida que va creciendo se hacen de mayores responsabilidades, pero esto nos e puede recargar desde pequeños. Necesitamos analizar nuestro ritmo de vida y si realmente vale la pena hasta el punto de no compartir con nuestra familia momentos valioso como un desayuno o un fin de semana familiar fuera de toda recarga laboral.
4
el 14/11/2016
Creo que los niños pueden ser los más afectados dentro de la familia si se vive en un ambiente de mucho estrés, por eso es tan importante saber reducirlo y mejorar la calidad de vida de todos los miembros de la familia.
5
el 18/03/2015
A mi me pasa que cuando veo a alguien cerca de mi estresado yo me estreso, eso pasa con las familias, si los padres no tienen descanso, trabajan todo el dia, llegan a casa y los quehaceres, los niños, entonces ellos estan todo el tiempo estresados y trasmiten eso a los niños y asi no se puede vivir, me gusto mucho todo los que tu comentas y los consejos para las personas que lo necesitan y que uedan vivir en armonia!
4
el 14/11/2016
Creo que si influye mucho que alguno o varios miembros de la familia se sientan estresados; impacta en la rutina familiar y puede desencadenar peleas y situaciones difíciles. Por eso es tan importante que sepamos canalizar las emociones para evitar problemas que pueden convertirse en algo grave. Un saludo.
4
el 02/07/2014
Esto te hace reflexionar y pensar realmente en las cosas por las que vale la pena preocuparse y disfrutar la vida. El estrés nunca es la solución.
4
el 14/11/2016
Vivir preocupados por el futuro nunca es saludable ya que como tu lo señalas nos perdemos del ahora y los momentos que podemos pasar en familia. Es muy importante tener en cuenta que nada será más importante que nuestro bienestar y el de nuestros seres queridos.
5
el 02/12/2011
Creo que en el mundo en el que vivimos es mucho más facil decir estamos esresados, es como la enfermedad del siglo y muchas veces no nos detenemos a pensar que es lo que realmente nos sucede, deberiamos cuidar más nuestra salud y olvidarnos de que el estrés es la respuesta a todos nuestros males.
4
el 14/11/2016
Tienes mucha razón Clarinda, en realidad todas las personas lo padecen pero pocas hacen algo al respecto para cambiarlo y si es posible reducir los niveles de estrés y tener una buena calidad de vida. Un saludo!
5
el 01/12/2011
Me parece genial este aporte!!!! para que corremos??? atras de qué vamos? la evolución del ser humano no permite que vivamos con estres crónico, evolutivamente solo estamos preparados para sufrir el estres agudo de poco tiempo, este estres crónico genera inadaptación física, síquica y social y conduce al malestar crónico.
El tema son los mercados y el sistwema capitalista y consumista que presiona al ser humano a vivir tan mal y a autodestruirse.
Hay que educar en el equilibrio y la reiqueza interior para cambiar actitudes.



4
el 14/11/2016
El estrés puede ocasionarnos problemas de todo tipo. Lo importante es saber identificar si estamos muy estresados y buscar alternativas para corregir esto. Un saludo!

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Recetas con Melaza de Arroz

«Recetas con Melaza de Arroz