Children who bite their nails Kinder die an den Fingernägel nagen Niños que se comen las uñas

Niños que se comen las uñas

Biomanantial

  8  Comentarios

Niños que se comen las uñas

¿No sabes qué hacer para que tu niño (a) deje la manía de morderse las uñas?,  ¿estás todo el tiempo detrás de ella o él para regañarlo cada vez que lo hace?, pues con estas actitudes lo único que estás logrando, es reforzar la manía de tu hijo y alargando el hábito, que podría acompañarlo (a) hasta la adolescencia, incluso la adultez.

Según indican los pediatras, es común que los niños inicien este hábito, entre los dos o tres años de edad, ya sea por tensión, nervios, curiosidad u otro tipo de ansiedad. A través de los mordiscos ellos se alivian, se relajan, sobrellevan el estrés y así como un día lo aprendieron hacer, otro día simplemente, sin mucho aspaviento, lo olvidarán.

Está comprobado que todos los niños sienten ansiedad, cuando aprenden algo nuevo, cuando los cambian de escuela o si sienten vergüenza de acercarse a otros niños de su edad en una fiesta o en el parque. La clave está en que los padres logren un acercamiento con sus hijos hasta descubrir, de manera natural sin forzarlos, la causa que los empuja a lastimar sus deditos y sus uñas.

Hasta descubrir o reconocer en qué situaciones lo hace, no debes recriminarlo, ése es un hábito inconsciente tan igual que un tic nervioso. Es más ni siquiera el niño sabe o reflexiona por qué lo hace. Castigarlo por ello o recriminarlo, instándolo a que deje de hacerlo, no te servirá de mucho, más bien lograrás que se vuelva un niño inseguro por los reproches.

Cambio con amor

Lo que sí debes hacer es buscar el dialogo amistoso con él, explicándole los perjuicios que le pueden ocasionar en su piel el comerse las uñas. Diciéndole que lo aman mucho y no les gusta la idea de que se lastime, que se provoque heridas.

Cada vez que su hijo intente morderse las uñas, alértelo para que sea consciente, pero no como sermón. Por el contrario cuando te diga que por un gran lapso de tiempo lo ha controlado, felicítalo, festéjale el gran avance. Si es niña puedes alentarle con un premio, si logra crecer normalmente sus uñitas, puedes pintárselas el fin de semana del color que ella quiera. En caso de que sea niño podrías anunciarle que comprarás un lindo cuento con pegatinas para que él mismo las despegue sin problemas, ni ningún dolor por alguna herida.

Algunos recomiendan que si fuera el caso podrías aplicarle un esmalte inocuo de sabor desagradable para quitarle el hábito, sin embargo puede ser que tu niño lo tome como un castigo y podría haber retroceso en lo avanzado, ello dependerá del grado de confianza que tengas con él para que lo pueda entender.

A cada niño le funcionará una técnica diferente, como padres nos toca elegir cuál le puede funcionar mejor, pero recuerda que  no debes criticar ni exponer al ridículo a tu hijo por tener el hábito de la onicofagia, como también es llamada la acción de morderse las uñas.

No olvides que tu hijo no es el único, se calcula que aproximadamente entre el 40 y el 45 por ciento de los menores de edad se muerden las uñas y la mayoría superan esta costumbre con la edad.

Asimismo debes hacer  un análisis de cómo está creciendo tu hijo, si tu hogar le está proveyendo de toda la comprensión y atención que requiere. Muchas veces el problema no es él, sino de la conducta de los padres y de cómo lo están tratando. Si es un niño con miedos, con angustia, porque ve a sus padres pelear todo el tiempo, puede ser un detonante para que se coma las uñas y desencadene en otras conductas de mayor cuidado.

Busca ayuda

Si finalmente, pasados los años tu niño no ha podido dejar esta manía y el morderse las uñas va acompañado de otros hábitos como pellizcarse, jalarse los cabellos o las pestañas, es momento de conversar con el pediatra y/o buscar ayuda de un psicólogo.

Escribir un comentario

Tags: manía niños onicofagia pediatra psicólogo uñas

También te puede interesar:
100%

8 Comentarios “Niños que se comen las uñas”

4
el 05/04/2016
Que bueno que leo esto, tengo un sobrino pequeño que eempieza con este problema de morder sus uñas y es importante saber a que se debe. Creo que obedece a ciertos factores pero es un habito que hay que corregir pero desde los factres que lo originan.
4
el 29/06/2013
Me desespera que mi hijo de 9 años se come las unas hace 5 años prove todo pero no le pude sacar el hábito. Que hago?
5
el 10/01/2013
yo tambien nececito muchisima ayuda mi prima de 15 años siempre se come las uñas y ahora ultimo ya no quierehacerlo ya han pasado 3 meses y no le han crecido nada sus uñas, ¿como puedo ayudarla con su problemas?
5
el 23/11/2012
Hola Laura , muchas veces no alteramos en preguntarnos , el porque se comen las uñas... pero a veces no siempre debemso de enfocarnos en hallas la solucion cientifica, sino que tal vez esa accion sea un llamado de mas atencion para nuestros peques.....

en edad formativa podemos corregirlo

5
el 13/06/2012
Gracias por los aportes Laura. Aquí en Biomanantial estamos para aprender todos.
5
el 12/06/2012
Y para los adultos que se muerden las uñas, aqui estos tips:

Si te muerdes las uñas o tienes la manía de jalarte los pellejitos del contorno de tus uñas, y quieres dejar de hacerlo o ya has probado de todo sin que nada te funcione, revisa los siguientes tips que te ayudaran a poner tus uñas muy lindas y presentables.

Consecuencias de morderse las uñas:

Debes saber antes que nada que la onicofagia (nombre que se le da al hábito de comerse las uñas) no es un hábito fácil de erradicar, ¡dejar de morderte tus uñas es quizá tan difícil como dejar de comer en exceso, fumar o apostar! Y aunque aparentemente morderse las uñas sólo tenga consecuencias estéticas para ti, es necesario que sepas que también puede repercutir en tu salud, sobre todo en la salud de tus dientes, los cuales sufren el desgaste excesivo de la dentina cada vez que arrancas el duro material del que están formadas las uñas, y esto puede provocar a la larga que tus dientes se pongan débiles, que se rompan fácilmente o se vuelvan muy sensibles a las temperaturas y sabores. Además de esto, tus dientes se desgastaran de las orillas debido a la presión que hace un diente contra el otro cada vez que jalas una uña, este repiqueteo constante provoca que los dientes se vean carcomidos.

En cuanto a las uñas, el constante mordisqueo al que están sometidas crean microtraumatismos a lo largo de todo el lecho ungueal (parte que se encuentra bajo las uñas), alterándose así su anatomía y aspecto. Esto puede hacer que las uñas luzcan dañadas o con quiebres.

Por otro lado, traer las uñas recomidas o con padrastros puede causar inseguridad y vergüenza en la persona.

¿Por qué me muerdo las uñas?

Seguir el enlace:

http://www.biomanantial.com/muerdes-u%C3%B1as-prueba-estos-tips-infalibles-a-1969-es.html

5
el 01/06/2012
En ese caso, seguramente él o ella adquirió ese hábito desde niño, por el transcurrir de los años, seguro debió hablar con un especialista para que lo ayude, un psicólogo. Si es adulto ya es más conciente del daño que se produce mordiéndose las uñas y seguro que también ya identificó por qué lo hace y en qué momentos. Si usted es muy cercana, debería interrumpir su hábito cada vez que esté apunto de hacerlo y tal vez podría aplicarle, esta vez es válido, el esmalte de sabor agradable. Si ya es muy crónico, pienso que es mejor acudir a un profesional.
5
el 01/06/2012
HOla, yo necesito ayuda pero con un adulto que no deja de comerse las uñas y me puede volver loca con ese ruidito, además pienso que una persona mayor da una terrible imagen mordiendose las uñas. Auxilio!!!

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Meningiomas: dieta y jugos curativos

«Meningiomas: dieta y jugos curativos