Rude Children and Young Freche Kinder und Jugendliche Niños y Jóvenes rebeldes

Niños y Jóvenes rebeldes

Biomanantial

  19  Comentarios

Niños y Jóvenes rebeldes

Hijos contestones, alumnos que no ponen atención o no cumplen, jóvenes que no quieren hacer lo que se les dice o hacen lo contrario, niños que rompen reglas y rebasan límites con facilidad.  ¿Conoces a alguien así? ¿Tienes alguien cerca que se comporta así y ya no sabes qué hacer? Entonces necesitas saber unos cuantos secretitos.

Y uno de ellos es saber que no podrás cambiar ninguna actitud en los jóvenes ni en los niños, si antes no te das cuenta que para toda actitud hay una necesidad. Muchos padres y maestros batallan gran parte del tiempo tratando de cambiar las actitudes de sus hijos o alumnos, pero no se hacen consientes de cuales son los motivos para que los niños se comporten así.

Así que primero estudiemos porque un niño o un joven es rebelde, y hay muchas causas que nutren este comportamiento como:

1. La autoridad excesiva: si a un niño sólo se le habla en tono imperativo, es decir, en tono de orden como: “¡Haz tu tarea!” “¡No le pegues a tu hermano!” “¡Lava los trastes” “¡No quiero que lo vuelvas a hacer”, etc., entonces es muy probable que el niño empiece a volverse rebelde. ¿Por qué? Bueno, sólo basta imaginar lo que sientes tu, por ejemplo, cuando alguien sólo te da órdenes, te castiga o regaña. ¿Qué sientes? ¿Imagina que tu jefe solo te da órdenes y órdenes todo el día? ¿Imagina que sólo te dice lo que esta mal y se fija siempre en el error? ¿Cómo te sentirías? Quizá no muy a gusto, y va a llegar un momento en que te sientas saturado o saturada, y no te guste trabajar más ahí. ¿Por qué? Porque quizá te sientas tratado más como una máquina o un robot “programable” que como un ser humano que siente y piensa. 

2. Un carácter indulgente o permisivo: sin un padre o maestro es muy permisivo, y perdona fácilmente a los niños y no les hace ver o padecer los efectos de sus acciones, el joven y el niño sentirán muy poco valor por las cosas, lo cual puede generar dos actitudes: un carácter apático y poco interesado, o un carácter rebelde. Cuando a un niño o jovencito no se le ponen limites y, por ser “buenos padres o maestros” no se le permite que el joven padezca frustraciones o se moleste por arreglar lo que causan sus acciones, o se le levantan castigos fácilmente, entonces el niño o joven puede sentirse en verdad muy frustrado, y le dará lo mismo gritar y patalear que jalarle a una niña el cabello o pegarle a un maestro, debido a que no ha hecho consciencia de sus acciones. ¿Se le debe castigar? No. Se le debe enseñar a ser consciente (ver detalle abajo).

3. El padre o maestro “súper brillante”: este tipo de papas o maestros suelen sentirse por encima del hijo o del alumno, y en lugar de en verdad enseñarle al joven a transformar sus debilidades en fuerza, le resuelven y dan todo con facilidad, no les permiten que ellos piensen por si mismos, se adelantan a dar explicaciones y a resolver los problemas en los que se meten. Este tipo de maestros o padres hace y dice cosas como: “Déjame ayudarte” “Déjame decirte como es” “¿No te he dicho mil veces que así no se debe hacer?” “¿Pero en qué cabeza cabe?” “Te lo dije.” “Tu no sabes” “No creo que seas capaz de…” Estas afirmaciones causan fuertes frustraciones en los niños y jóvenes, pero además, el papa o maestro que ayuda a resolver siempre los vuelve inseguros e inútiles, muy poco creativos y participativos.

Estas tres formas de educación rompen tres aspiraciones básicas y fundamentales en los niños y jóvenes. Estas aspiraciones son:

• Pensar por mi mismo, ser creativo y sentirme inteligente. .
• Sentirme útil y necesario.
• Participar creativamente en las decisiones y en mi entorno.

Si trompemos estas aspiraciones, entonces lo más probable es que tengamos niños y adolescentes rebeldes. Y entre menos les dejemos pensar por si mismos, sentirse útiles, creativos e inteligentes, ellos más protestaran y querrán quitarse de encima todas nuestras órdenes, conductas y no querrán escuchar nuestros consejos.

¿Cómo guiar a niños y jóvenes hacia un carácter maduro, consiente e inteligente?

Hay tres reglas básicas:

• Aceptarlos tal como son: uno pensara que si aceptamos a alguien como es esto solo fomentara más una debilidad. Pero no es así. Aceptar a alguien con todo y sus debilidades es una de las muestras más poderosa de amor. Aceptar a los jóvenes y niños implica que empezaremos a guiarlos no con pretensiones, pues cuando pretendemos tan sólo anulamos la relación y nos privamos de descubrir al ser humano que tenemos enfrente.

• Escucharlos atentamente: aceptar significa: “ven a decirme lo que piensas, sientes y lo que te molesta, y te escuchare”. Escuchar sin juicios, sin estar pensando que algo “es malo o bueno”, ayudara al joven a expresarnos sus verdaderos sentimientos. Cuando alguien se siente juzgado, se cerrará a una relación, y no querrá ser descubierto en sus debilidades. Así que hay que simplemente escucharlos, evitando participar, resolver u opinar antes de que sea el momento. Escuchar hace que el joven o los demás se sientan importantes, le da valor a lo que sienten y piensan.  

• Ayúdales a pensar y discernir: uno de los más graves errores de la educación es que el maestro o padre siente que tiene que decirle al joven lo que tiene que hacer, como debe comportarse y como debe pensar. Y nada más frustrante que esto. Ten en mente que tu única misión como guía es convertir las debilidades en fuerza. Tu hijo trae una forma de percibir el mundo y el decidirá tarde o temprano qué escoger y como vivir su vida. Tu no podrás estar siempre para resolverle todo ni decirle lo que es más conveniente para su vida. Tu sólo puedes ayudarle a que forme un carácter fuerte, consciente y creativo. Y para esto, tu mejor apoyo es guiarlos a partir del lenguaje, utilizando preguntas como ¿Qué crees que podrías hacer? ¿Cómo lo puedes resolver? ¿Qué crees que sintió tu hermano cuando le hablaste así? Evita lamentación de resolverles y ordenarlos, hazlos reflexionar y pensar y entonces les enseñaras a ser consientes y a sentir que ellos pueden resolver y participar en sus decisiones. 

• Cuando hagan algo, siempre hazlos responsables de lo que hacen. Por ejemplo, si un pequeño le pega a su hermanito, no te limites a decirle “¡No le pegues!” Dile: ¿Cómo crees que te sentirías si yo te jaloneo? Y si, por ejemplo, el pequeño o el joven rompe un florero de una casa, no lo regañe sin lo hagas sentir culpable ni miserable con castigos y palabras. Dile: “Bueno, pues ya esta roto. Hoa hay que ver la forma de solucionar esto. ¿Qué crees que podamos hacer para reparar el florero?” Hay que tener muy en cuenta que lo más importante es que el niño o joven le de valor a sus acciones y les ponga solución a las que así lo requieren. De esta forma lo haremos responsable y consiente de lo que hace, lo cual evitara la rebeldía cuando se siente juzgado, castigado o regañado.
Y por último, no te olvides de ser amigo de tu hijo o alumno. Sentirse que uno “sabe más” no ayuda en la educación. Dale valor a lo que siente y piensa tu hijo, has tratos con el, no le digas “Llegas aquí a las 12” No. Dile “Nuestro trato es que la hora de llegada es a las 12. Si no llegas a esa hora, entonces tu estas decidiendo no salir la próxima vez”.

Cuando ya no eres tu quien guía sus vida, sino que el decide como vivirla y aprende a tomar decisiones, lo estarás ayudando a madurar y a hacerse responsable, y no tendras que pelear con el, sólo ser firme y respetar los acuerdos. Incluso, si llega tarde, no tendras que regañarlo ni castigarlo. Podrás darle un beso y decirle buenas noches, y mañana le recuerdas que quien decidió no salir la próxima vez fue el. ¿Lo ves? El problema ya no lo tienes tú, sino el es quien tendrá que aprender a tomar decisiones y crecer.

Todos estos pequeños detalles te ayudaran enormemente a menguar la rebeldía en tu hijo o alumno, porque se sentirá importante, participativo en sus decisiones y responsable.

Escribir un comentario

Tags: educación jóvenes niños padres rebeldía

También te puede interesar:
100%

19 Comentarios “Niños y Jóvenes rebeldes”

5
el 07/03/2016
Hola me llamo Naiara,
Tengo pareja desde hace 5 años y el tiene 2 niños. Una niña de 9años y un niño de 6,son de parejas diferentes. El problema es con el niño.Cuando esta con nosotros los fines de semana y la mitad de las vacaciones nosotros creemos que el niño se porta bien,a veces se pelea con la hermana pero tambien se rie con ella,creemos que son cosas normales porque suelen ser peleas por los juegos. Lo unico que el niño tiene la mala costumbre de mentir.Cuando esta solo con nosotros sin la hermana el niño se porta muy bien,lo unico que demanada es jugar. El problema es cuando esta con la madre,a ella la contesta,hace lo que el quiere y aunque la madre le castigue dejandole sin jugar el sigue haciendo lo mismo,bueno esta iendo a peor.En el colegio tambien tiene problemas,los profesores incluso la orientadora dicen que el niño se porta muy mal,que contesta a los profesores,que no hace caso,no se esta quieto,habla todo el tiempo,hace payasadas...un ejemplo que pusieron en el colegio fue que los alumnos hicieron un mural para poner en la pared y cuando lo terminaron el hijo de mi pareja fue y rayo todo lo que los niños hicieron y lo hizo sin tener motivos aparentes.En el colegio han advertido a la madre que como el niño no cambie cuando sea mas mayor va a ser de los que pegan a sus madres,y eso es para preocuparse y mucho. Hace unos pocos dias se porto tan mal en casa y en el colegio que a la madre del niño le dio un ataque de ansiedad y acabo en urgencias,la tubieron que dar una pastilla para relajarla y mientras tanto el niño estaba tan tranquilo. Otro ejemplo es que a la tia del niño se le murio una gatita y el niño a pesar de saberlo siempre se pone en casa de su tia a decir su nombre.Le han dicho muchas veces que pare porque les duele que haga eso y el hace caso omiso.Nose si podra ayudarnos,aconsejarnos o decirnos quien podria guiarnos. Espero su respuesta poruqe nos preocupa mucho la situacion

5
el 12/12/2014
Tengo un hijo de 15 años. Mi relación con el, no es buena.
Cuando le doy una órden, pone cara de burla y si lo quiero reprender, me contesta altaneramente.

Siento que mi autoridad como padre, no le interesa.
Incluso una vez, me dijo: "ojalá te mueras". Eso me dolió mucho.

He tratado de hablar con el, para que me diga que siente y que piensa, pero no logro que se comunique conmigo.

Gracias!

5
el 17/10/2014
Hola!

Es muy bueno el articulo pero creo que ya es muy tarde para mi ya que tengo un hijo de 15 años y ya no me respeta es mi unico hijo doy todo por el. Trato de complacerlo en todo siempre i cuando se lo gané. Ahora tengo mucho problema por que el ahora quiere confrontarme a mi y me reta. Soy madre soltera reconosco que tengo un carácter muy fuerte. cuando me saca de mis casillas le grito y cuando lo castigo quitandole su xbox y su cel y la computadora y el wifi se me pone muy agrasivo, altanero y casi me kiere pegar, me mira con mucho odio y rabia como puedo actuar y hacer que me respete ya he hablado con el pero se le olvida y al rato vuelve a actuar igual. Y lo mas que me molesta es que mi hijo no dice nada sigue con la que.... como tu dice, no se, lo que te hayan dicho, preguntale a la persona pero una conversacion abierta entre madre y hijo trato pero el no quiere. Estoy trabajando para no perderlo hasta estoy en buscar ayuda profesionar.pero nose como uno tiene que empezar por favor ayudeme.

5
el 25/06/2014
Es un articulo bien interesante, lo leeré mas detenida mente con el fin de aplicar estos concejos en mi hogar puesto que tengo una niña de 16 años y no me ha sido fácil la crianza.
5
el 25/06/2014


JAneth,

LA crianza es una forma de aprender sobre todo, a entender lo que no hemos entendido en nosotros, a traves de lo sniños.

Es muy importante aprender qué es el enojo en el adulto para que podamos enseñar y transmitir una nueva forma de encararlo, es importante que el adulto sepa como entenderse emocionalmente, y asi ayudaremos mas a los niños.

Aqui te dejo este enlace super interesante y practico para trabajar el enojo en lo sniños y jovenes:

http://www.vivirsabiamente.com/enojo-y-violencia-en-ninos-y-jovenes-ayudales-con-sabiduria-emocional/

Y en este enlace encontraras otro para comprender el enojo en el adulto, ya veras que maravilla, aprenderas a sentrite cada vez mconmas dominio sobre tu energia emociona.

5
el 26/02/2014
me agrado mucho lo que dice este articulo y voy a poner en practica los consejos y mi hijo tiene 8 años y esta en una etapa o no se como llamarlo de que ya dice groceriasc en la escuela no quiere trabajar
5
el 25/06/2014


Cuando los niños dicen groserias es por lo general para llamar la atencion. Cuando el niño o joven diga groserias no hay que saltar ni castigar o gritar, tampoco hay que amenzarales, lo que se debe hacer es guardar calma y preguntarle al niño, por ejemplo:

¿Que significa idiota?
Que quieres decir cuando dices "pendejo"?, etc.

Te recomendo entres a este enlace para que veas como puedes empezar a motivar al niño sin necesidad de castigos ni reglas severas.

http://www.vivirsabiamente.com/enojo-y-violencia-en-ninos-y-jovenes-ayudales-con-sabiduria-emocional/

En este enlace encontraras informacion estupenda para trabajar enojo.

5
el 14/06/2013
hola! tengo un niño de 6 años y no quiere hacer trabajos en la escuela la maestra ya me dijo como se comporta y de hecho con ella se pone rebelde, toda las mañanas es un pleito seguro al despertarlo xk no se quiere parar para cambiarse e ir a la escuela se me pone muy rebelde .
5
el 25/06/2014


Betzy,

Los castigos, amenazas y gritos no sirven en lo sniños. Menos la violencia. Esto solo les genera mas rebeldia y un sentimiento fuerte de frustracion e ira en contra de la autoridad. Lo mejor es aprender a poner limites, y a negociar con ellos, lo cual requiere en verdad paciencia, amor po runo mismo, entendimiento de como funciona el enojo.

Te recomiendo leas este estupendo articulo para trabajar enojo en lo sniños:

http://www.vivirsabiamente.com/enojo-y-violencia-en-ninos-y-jovenes-ayudales-con-sabiduria-emocional/



5
el 16/04/2013
creo que encontré un poco tarde estos consejos vitales en la relación de Padres e hijos rebeldes.

muchas gracias

pondré en práctica estas claves, tal vez aún esté a tiempo de recuperar a mi hija.

5
el 13/03/2013
mi hijo tiene catorce año y lo expulsaron del colegio y tiene una actitud muy rebelde conmigo que debo hacer
5
el 17/04/2013


Seguramente siente demasiata autoridad encima o una actitud muy permisiva. Es importante marcarle limites pero sin agravios, es decir, conciliar con el, explicarle que el ya tiene edad para ser responsable asi que el puede decidir si estudia, por ejemplo, o no, pero que si no estudia entonces tendra que trabajar y colaborar con las tareas de casa, es importante no imponerse a la fuerza, simplemente ser firmes pero no duros ni castigar, esto ultimo es importante, el castigo solo genera mas rebeldia.

4
el 21/01/2013
muy bueno ayudra amuchos padres de tomar mas concencia
5
el 21/11/2012
Hola, gracias por este artículo tengo dos hijos de 23 y 21 años, el de 21 es muy rebelde incluso me di cuenta de que empezaba a consumir alcohol y me dolio mucho estoy muy angustiada por el
2
el 20/07/2012
Hola quiero compartir que tengo un adolecente de 13 años esta en plena rebeldia, no me obedece a la priemera q le hablo y cuandome me saca de mis casillas le grito y es cuando hace kaso el caso y cuando lo castigo kitandole su play o su tel. se me pone muy agrasivo, altanero y casi me kiere pegar, me mira con mucho odio y rabia como puedo actuar y hacer que me respete ya he hablado infinidad de veces con el pero se le ovida y al rato vuelve a actuar igual. es hijo unico y le compramos de lo mejor pero creo ke no sabe valorar nada ayudenme x favor....

5
el 18/05/2012
Que importante es el papel de los padres para determinar la personalidad de nuestros hijos, por eso es que muchos nos podemos sentir culpables si es que uno ellos tienen problemas del tipo depresión, adicción a drogas, sentiemientos de soledad. Tengo dos hijitas, una bb y otra de cuatro años, estos consejos me han abierto más la mente para poder entender lo que ellas sienten, en especial mi chiquita de (4). Gracias por este artículo, es muy valioso, nos sirve a todos los padres, porque nadie nace sabiendo, lo aprendemos en el camino.
5
el 21/04/2011
Sonia dice:



"...Me hubiera gustado saber todo esto y actuar de la manera correcta..."

COMENTARIO:

Como padres y maestros siempre hacemos lo que pdemos, no podemos sentirnos culpables por haber actuado de ciertas formas, todo lo que se ha hecho a sido valioso y asi era necesario hacerlo en su momento, pero cuando llega el concimiento, es momento de dar un nuevo rumbo y efoque a la vida.

ABRAZSO!

5
el 21/04/2011
estoy segura que los niños y adolescentes necesitan que todo su entorno este plagado de afecto, donde se pueden vivenciar sus deberes y por ende sus derechos, con el amor y comprension de los adultos tendremos a futuro adultos lucidos, coherentes y reciprocos.
5
el 20/04/2011
Hola!
me encanto este articulo,es increíble como actuamos simplemente como repetición de la manera en la que nos educaron,cambiando un poco lo que nos disgustaba de nuestros padres pero al fin imitándoles mucho aun sin quererlo y lo peor es que pensamos que es lo correcto;hasta que un día cuando vemos los atroces resultados con nuestros propios hijos.

tengo 2 hijos fui, madre a los 16 años y me ha resultado muy difícil precisamente por tratar de educar autoritariamente, como a mi.

Me hubiera gustado saber todo esto y actuar de la manera correcta.

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Aderezos con Albahaca

«Aderezos con Albahaca