Industrial Organic Polygon Bio - Gewerbegebiet Polígono industrial ecológico

Polígono industrial ecológico

Biomanantial

  2  Comentarios

Polígono industrial ecológico

Estará destinado a la transformación de productos ecológicos, agrícolas y ganaderos, y a la manufactura, el almacenaje y la distribución.

Presentar al mercado un polígono industrial singular. Esta ha sido la idea fundamental de los promotores del polígono tecnoagroalimentario cuyas obras comenzarán el próximo año. La peculiaridad viene dada porque será el primer parque industrial de Huelva y a la postre de Europa que estará destinado a actividades relacionadas con la agricultura y la transformación de productos ecológicos. Se trata de una apuesta pionera lanzada desde el Ayuntamiento de Almonte. Para ello se han destinado algo más de 42 hectáreas. El resultado podrá comenzar a verse en breve, aunque se trata de un proyecto a desarrollar en el plazo de diez años.

Para hacer efectivo el polígono, el Consistorio constituyó la empresa municipal Iniciativa Industriales (ININ) El Tomillar cuya primera actuación fue la promoción de esta área destinada al uso industrial. Inicialmente, el polígono iba a contar con una superficie de siete hectáreas, en su totalidad de promoción pública a través de esta sociedad municipal, pero debido a la demanda que se produjo una vez ofertada la idea fue necesario ampliar los terrenos en los que implantar la actividad industrial.

Así, la superficie municipal en la que desarrollar el proyecto ha pasado a ser de casi 29 hectáreas. A estas hay que añadir 13 hectáreas aportadas por propietarios particulares por lo que el total del suelo es de 42,6 hectáreas.

El parque agroalimentario estará ubicado en una zona situada en la carrera que une Almonte con Rociana, justo al pie de esta vía de comunicación, esto es al este del casco urbano almonteño y al noroeste del término municipal.

El polígono contará con 220.000 metros cuadrados de suelo industrial neto, mientras que el resto está reservado para construcción de viales, zonas verdes, equipamiento, etc. Para usos públicos se han destinado más de 179.000 metros cuadrados y para usos privados se han reservado 246.000. En concreto, el parque contará con tres zonas dedicadas a uso industrial, con una densidad alta, mediana o baja; tres zonas de equipamiento, comercial, deportivo y social y comunitario; y zonas de infraestructuras, parques y jardines y viario. Para densidad alta se destinan 77.000 metros cuadrados, lo que quiere decir que son parcelas pequeñas; de media 41.000 metros cuadrados y de baja 127.000, todas ellas atentiendo al riesgo de incendios. El número de parcelas asciende a 218, de las cuales 188 corresponden a la zona de alta densidad; 26 a la de media; y 4, a la de baja.

Las fincas particulares han conveniado con el Ayuntamiento y la empresa municipal toda la gestión e iniciativa urbanística y una vez concluido todo el proceso de urbanización se les hará entrega de una parte del suelo en el que ubicar las empresas. Inicialmente, el proyecto, que fue aprobado por la Comisión Provincial de Urbanismo, fue objeto de una modificación puntual del Plan Parcial de Ordenación. El julio de este año recibió el visto bueno por parte de la Comisión de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía.

Los terrenos comprendidos resultan de la unión de varias fincas. Doce de ellas adquiridas por la empresa pública ININ El Tomillar, de las cuales cinco dan a la carretera A-484, cinco al camino Alto de Rociana del Condado, una queda interior y otra da a ambos lados, y cuatro fincas particulares, una de las cuales es propiedad de Palet y Maderas Almonte.

La situación actual de los terrenos es la de campos de cultivos, tierra calma o forestal y no presentan ningún condicionante para la ordenación de los mismos ni la existencia de yacimientos arqueológicos catalogados en la zona.

Cabe señalar que el proyecto contempla la posibilidad de ampliar el sector y por ello "se han dejado espacios públicos en el perímetro para poder dar una continuidad futura a la actuación" como explica el concejal del Area Económica y Turismo del Ayuntamiento, José Villa.

En la actualidad el proyecto se encuentra en la fase de redacción del Plan Parcial y del proyecto de urbanización. Según indicó José Villa, "una vez que concluya la elaboración y la aprobación de este instrumento de desarrollo y planeamiento comenzarán las obras". El inicio de las mismas está previsto para el próximo año, aunque la fecha está aún por determinar.

El concejal expone que en su día el Ayuntamiento almonteño firmó con la Consejería de Agricultura un protocolo para la promoción de este parque industrial, acuerdo que por al día de hoy no ha tenido ningún desarrollo ni está plasmado en ningún convenio si bien ambas administraciones continúan en conversaciones para que la Administración regional financie en parte la urbanización del complejo industrial de tal forma que después coparticipará y cogestionará en el desarrollo de este macro proyecto.

Los Objetivos del proyecto

La idea del Ayuntamiento es que el polígono agroalimentario esté especializado en actividades ecológicas. "En su momento nos planteamos como estrategia especializar el parque, ya que entendíamos que en la actualidad hay mucho suelo industrial para hacer un polígono normal y corriente y que si debíamos competir en el mercado tendría que ser con una singularidad. La idea finalmente fue destinarlo a actividades ecológicas", subraya el edil almonteño.

Así, el parque industrial se ha previsto, según su promotor, como un espacio destinados a dar cobertura a la demanda y necesidad para la actividad agroalimentaria que existe no sólo en el municipio de Almonte, sino en general en toda la comarca del Condado y la provincia. De esta forma, está previsto que se asienten también una serie de industrias compatibles y complementarias con el uso agroalimentario.

Entrando en detalles, el uso dominante será el que tiene por finalidad llevar a cabo el conjunto de operaciones que se ejecutan para la manufactura, elaboración, transformación, almacenaje y distribución de los productos agrícolas o ganaderos destinados directa a indirectamente al sector de la alimentación.

Como usos compatibles con el anterior se encuentran las actividades de I+D, las actividades tradicionales sostenibles, y las empresas que manipulan recursos naturales, animales, forestales o agrícolas, como pueden ser el encurtido de pieles, guardionería o aserraderos de madera, por no citar más que estos. Respecto a los usos complementarios, el polígono da cabida a todos aquéllos que están directamente al servicio de las explotaciones agroalimentarias necesarios para su funcionamiento, restaurantes, cafeterías y bares, terciario de oficinas, logística y transporte, etc. El proyecto cuenta con el apoyo incluso del Comité de Agricultura Ecológica, que se está convirtiendo en embajador del documento.

A falta de unos seis o siete meses para que comiencen las obras, ya hay empresas que se han interesado por este polígono industrial, aunque al no estar aprobado el Plan Parcial los promotores no han podido perfilar ningún acuerdo. "Hay bastantes empresas que han solicitado información, aunque aún ha sido imposible estipular ningún precio por cuanto que el proyecto de urbanización no está ultimado y no sabemos el costo", apuntó José Villa.

El presupuesto de las obras de urbanización asciende inicialmente a 6,81 millones de euros que irán destinado a movimiento de tierras, alcantarillado, abastecimiento y distribución de agua, red eléctrica interior de media y baja tensión, alumbrado público, infraestructura de telefonía, jardinería y espacios libres públicos y pavimentaciones. Para obras de infraestructura general (saneamiento, abastecimiento y media tensión) están presupuestado 1,7 millones de euros.

El documento del proyecto de compensación se presentará para su tramitiación en el plazo máximo de tres meses desde la aprobación definitiva del Plan Parcial o, en su caso, de la constitución de la junta de compensación.

El proyecto de urbanización deberá presentarse también para su tramitación en el plazo máximo de tres meses desde la aprobación definitiva del proyecto de compensación y sin exceder los nueve meses desde la aprobación final del Plan Parcial.

El certificado final de las obras de urbanzación será presentado dentro del plazo de cuatro años a contar igualmente la publicación de la aprobación del Plan. Se podrá retrasar esta fecha siempre que el Ayuntamiento lo estime justificado, cuando se ejecute simultáneamente la edificación con la urbanización.

Fuente: Huelva Información

Escribir un comentario

Tags: alimentos ecológicos cultivos biológicos empresas ecológicas

También te puede interesar:
100%

2 Comentarios “Polígono industrial ecológico”

4
el 05/05/2016
Me encanta esta idea, felicidades, seguro el resultado ha sido bastante bueno
5
el 17/02/2012
Es una excelente idea concentrar todo en un solo lugar para facilitar los procesos

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Cultivos ecológicos crecen un 17%

«Cultivos ecológicos crecen un 17%