Feeling the Fall Herbst Gefühl Sintiendo el otoño

Sintiendo el otoño

Biomanantial

  1  Comentarios

Sintiendo el otoño

Es la estación de la cosecha, es un buen momento para terminar los proyectos iniciados en la primavera y en el verano y de iniciar proyectos más orientados hacia la casa y nuestro interior. El Otoño es la estación más seca del año. La hoja se cae porque la sabia de los árboles deja de subir y por lo tanto se secan, desintegrando la clorofila y pasando del verde a los amarillos ocres tan característicos de esta estación. Es la preparación del descanso del invierno, hasta el renacimiento de la primavera.

En medicina china el Otoño se corresponde con el elemento METAL, que se relaciona con el pulmón y el intestino grueso. Una respiración pobre o superficial unida a una eliminación inadecuada, serían malos augurios para esta época del año.

Después de la expansión del verano la energía se empieza a recoger. Es la época en que lo que crece no es la parte aérea de la planta, sino las raíces.

Es el momento de la organización, del ritmo regular de horarios, de los trabajos caseros... en definitiva de la interiorización.

El 23 de Septiembre es el día de equinoccio, cuando la oscuridad de la noche iguala la luz del día. A partir de entonces la oscuridad de la noche avanza hasta llegar al solsticio de Invierno el 21 de Diciembre donde tenemos la noche más larga.

Es muy bueno comenzar el Otoño con una limpieza interna y externa.

Tras una depuración del cuerpo, según mi parecer con una monodieta de una semana de crema de arroz ( en caso de duda llamar al 945 40 30 85 ), es conveniente continuar con una dieta rica, poco o nada de crudo, sopas mas espesas a diario, aderezadas con miso de cebada no pasteurizado, beber poco líquido y masticar lo más que se pueda.

El ejercicio físico con una respiración consciente, le ayudará a relajarse y a dormir mejor.

Hábitos como cenar tarde y con alimentos concentrados del tipo de carne, huevo, frutos secos, pan, horneados … castigan el hígado y seguidamente un lento funcionamiento del intestino, permitiendo así un aumento de toxinas en el cuerpo. Esta situación puede conducir a algunos problemas, como levantarse congestionado por las mañanas, con mocos nasales, o con rigidez de espalda siendo mas propenso a catarros y gripes.

Si tu capacidad de manipular y eliminar los desperdicios es débil, o si se toma más de lo que se necesita, se puede almacenar basura en el intestino grueso. Con frecuencia esta acumulación intestinal deriva en catarros y mocos nasales, y si no hay depuración en gripe.

Lo más equilibrado para el Otoño sería :

• CEREALES : El arroz , alimento con buena energía de contracción.

Por lo que resulta muy útil en personas dispersas o para evitar la expansión de diversas enfermedades.

El hecho de que la metabolización del arroz no deje residuos lo sitúa como un excelente alimento terapéutico de limpieza, produciendo un efecto similar al ayuno a base de líquidos.

• LEGUMBRES : Las lentejas.

• VERDURAS :Todas aquellas que son de raíz como : nabos, rábanos zanahorias, rabanillos, chirivías y salsifíes. Y las redondas como cebollas, berza y similares.

• ALGAS : La Hiziki.

• FRUTAS : La pera.

• CONDIMENTOS : El polvo de alga Kombu con jengibre.

• PESCADOS : Las sardinas.

• BEBIDAS : Té de Lotus.

Formas de cocción tenemos aquellas que contraen, resecan y encogen los alimentos : salteados, estofados...... y todas aquellas que utilicen fuego largo tiempo y poca agua. Los alimentos crudos no son terapéuticos en caso de alteraciones pulmonares, de intestino grueso o de problemas de piel : eczemas, rojeces………...

SABOR : El picante, pues dilata el sistema respiratorio ( jengibre, la guindilla......).

COLOR : El blanco ( arroz, nabo, kuzu.......

• HORARIO : El atardecer. Esto nos va a indicar que es la hora donde el pulmón y el intestino grueso tienen la máxima energía, por tanto es el momento de trabajar con ellos en su mejora, dando paseos o montando en bici.

• CLIMA : Seco. La humedad y el frío no va bien al pulmón.

• ORIFICIO : La nariz.

• SENTIDO : El olfato.

• TEJIDO : La piel. De ahí la gran relación para la medicina de los problemas pulmonares y los cutáneos.

• MANIFESTACION EXTERNA : L

os pelos. Pelos fuertes implica pulmón fuerte.

• SECRECIONES : Los mocos y los esputos.

Lo más desequilibrado para el otoño sería :

Huevos, embutidos, quesos fuertes, carnes asadas........

Las grasas son enemigas de los pulmones, pues obturan los alvéolos, disminuyendo su capacidad de absorber oxígeno. De hecho el tabaco es mas dañino con una dieta rica en grasas

• Abusar del exceso de líquidos y frutas: este exceso de líquidos parte salen por el riñón y parte empapan los pulmones, consiguiendo dificultar el proceso de absorción de oxígeno, tan necesario sobre todo para nuestro cerebro. Para comprender esto podemos imaginarnos que el pulmón es una esponja que debe absorber aire, así que contra más agua tenga menos aire absorbe. Cuando una persona tiene mocos es una forma de secar el pulmón, tan importante en el Otoño.

• Otro alimento que su uso cronifica las dolencias del pulmón son la leche y derivados lácteos ( Yogures, nata, quesos curados o frescos).

• Por último, abusar del azúcar refinado u otros azúcares de rápida asimilación pues favorecen el encharcamiento de los pulmones, así como abusar de frutas o zumos de frutas. En caso de tener opción de elegir es mejor la fruta entera que el zumo.

Meridiano Pulmón-Intestino grueso :

Nacen del pulgar ( pulmón ) e índice ( intestino grueso ) y por brazos hasta el hombro, garganta y nariz.

Ejercicios para el meridiano Pulmón-Intestino grueso

( según el profesor W. Ohashi )

• Para estimular en casa estos meridianos apretar el pulgar y el índice, una mano contra la otra como si fuera una tenaza, presionando en los distintos puntos del dedo.

• De pie, cruzamos las manos por detrás, la izquierda sobre la derecha a la vez que nos cogemos los pulgares.

• Nos vamos inclinando hacia adelante a la vez que levantamos los brazos lo máximo que podamos. • En esta posición hacer dos respiraciones profundas.

• Repetir las veces que queramos, siempre teniendo precaución de no dañarnos.

La práctica de este ejercicio nos da fuerza y flexibilidad; nos permite que la energía interna circule con facilidad facilitando la sanación, pues no olvidemos que la enfermedad es un estancamiento de la energía.

Desde antiguo, la flexibilidad del cuerpo se le corresponde con la flexibilidad de la mente y la actitud espiritual ante la vida.

En resumen una mayor flexibilidad le proporcionará una vida mas manejable, volviéndose agradecido.

El ser consciente de su respiración puede ayudarle a comprender y luego eliminar sus tensiones corporales, a su vez abrir la mente para recibir las soluciones a sus problemas. La respiración es la base de una vida sana.

Escribir un comentario

Tags: china medicina otoño sentir

También te puede interesar:

Sintiendo el Invierno

2 Comentarios

100%

1 Comentarios “Sintiendo el otoño”

5
el 08/10/2010
Excelente artículo, felicitaciones. Muy buena información condensada sobre este importante meridiano. Voy a empezar a aplicar estas soluciones ya que tengo este meridiano un poco alterado. Muchas gracias. Saludos de Venezuela

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Convocadas becas de formación en desarrollo rural y en agricultura ecológica

«Convocadas becas de formación en desarrollo rural y en agricultura ecológica