Treatment of Psoriasis with Traditional Chinese Medicine Behandlung der Psoriasis mit Traditioneller Chinesischer Medizin Tratamiento para Psoriasis con Medicina Tradicional China

Tratamiento para Psoriasis con Medicina Tradicional China

Biomanantial
por FEMTC

  4  Comentarios

Tratamiento para Psoriasis con Medicina Tradicional China

Una de las patologías dermatológicas más común entre la población es la psoriasis, y afecta tanto a hombres como a mujeres, en general de mediana edad. Podemos afirmar que la frecuencia de aparición de estos trastornos de la piel aumenta en personas entre los 30 y 40 años. Veremos en este artículo, como la Medicina Tradicional China por medio de sus técnicas como acupuntura, fitoterapia, dietoterapia china, auriculoterapia, podrá tratar ésta enfermedad.

Clínicamente la psoriasis se considera un “eritroderma descamativo”, caracterizado por la presencia de eritema y de descamación. Se trata de una enfermedad crónica, de causas desconocidas en la actualidad, aunque sí se sabe que existen una serie de condicionantes que hacen al paciente más proclive a desarrollar la enfermedad. Se constituye por una serie de lesiones en forma de placas eritematosas y escamosas con afectación en diversas zonas del cuerpo humano, siendo una característica muy común la presencia de repetidas recidivas a lo largo de la vida.

Posibles factores desencadenantes

Se desconocen por completo las causas que acontecen en la formación de la psoriasis, aunque existen una gran cantidad de teorías al respecto que intentan explicar en cierta medida el proceso de formación de esta enfermedad, cada vez más común. Se cree que actúan una serie de factores, cada uno de ellos determinante en zonas geográficas muy concretas de la aparición de la enfermedad, aunque no se ha podido demostrar por completo su total incidencia en el proceso y por supuesto su mecanismo de acción en el desencadenamiento de la enfermedad.

Factores

Alteración metabólica:
Cuando aparece la psoriasis se produce una alteración metabólica en el proceso de división celular y en el de maduración de la capa basal (capa de células más interna de la epidermis), hasta la transformación de las mismas en corneocitos (células correspondientes a la capa córnea de la piel, la más externa de la epidermis). El proceso de maduración normal oscila entre 25 y 30 días aproximadamente, pero en estos casos la evolución es mucho más rápida llegando a durar entre 3 y 5 días. Este hecho conlleva un engrosamiento de la capa externa, la capa cornea, y la correspondiente acumulación de células queratinizadas, incluso algunas con núcleo y la posterior descamación excesiva, debido precisamente a la gran acumulación de células muertas en estas zonas reducidas de la piel.

Factores psíquicos:
El estrés, la ansiedad y la depresión son factores que suelen presentarse en una mayor incidencia en individuos que sufren estas alteraciones.

Factores genéticos:
También se ha observado que el padecimiento de la enfermedad suele coincidir en individuos de una misma familia, siguiendo su árbol genealógico, aunque tampoco se tiene una explicación precisa y satisfactoria al mismo tiempo.

Otros:
Existen casos en que la aparición de un traumatismo o la vacunación en una zona determinada termina dejando como secuela la presencia de lesiones psoriásicas.

Tipos de psoriasis

Clínicamente la psoriasis se clasifica atendiendo a dos parámetros como son la topografía de las lesiones (según su localización) y la morfología (según la forma de las placas y lesiones). Hay que tener en cuenta que generalmente suelen combinarse más de un tipo de psoriasis en un mismo individuo.
Según la morfología topográfica de las lesiones se distinguen los siguientes tipos: gotas, placas, numular, pustular...
Según la localización topográfica de las lesiones se puede diferenciar entre los siguientes tipos:
Psoriasis vulgar (la más común)
Psoriasis articular
Psoriasis invertida (afecta a los pliegues de las articulaciones por la cara interna, la de flexión, también ombligo y genitales)
Psoriasis ungueal
Psoriasis palmo-plantar (presencia de gran cantidad de pústulas, pustular)
Psoriasis eritrodérmica (generalizada)

Psoriasis vulgar
Se trata de la forma de psoriasis más frecuente en la clínica, y además para la que se han podido desarrollar mejores pronósticos curativos, aunque todavía no se puede hablar de un tratamiento totalmente efectivo contra la enfermedad.

Se manifiesta en forma de erupciones en la piel, formando pápulas rojizas o macropápulas, con bordes bien definidos, y que se convierte en placas blanquecinas y transparentes que tras su desprendimiento dejan al descubierto petequias hemorrágicas. En algunas ocasiones estas pápulas pueden presentar serios pruritos. Estas pápulas o macropápulas cuando se presentan en el cuero cabelludo son rojizas y evolucionan a un color blanquecino grisáceo.

Las zonas del cuerpo donde suelen manifestarse primariamente son el cuero cabelludo, los pliegues externos de codos y rodillas, la cara de extensión de los brazos, también en el borde inferior de orejas y también en la zona lumbo-sacra.
Suele aparecer de forma repentina y con carácter estacional, en la mayoría de los casos en invierno, raramente en verano, ya que la influencia de los rayos solares es mayor en verano y favorece la remisión de las lesiones. A lo largo del tiempo suele aparecer una tendencia a las recidivas.
En la evolución de las erupciones de la superficie cutánea se pueden diferenciar varias fases:
Fase progresiva, activa: aparecen continuamente erupciones en la piel fresca, sana, y alrededor de las lesiones antiguas, que gradualmente se van ensanchando, con escamas gruesas, una aparente inflamación con una aureola que rodea toda la erupción cutánea, marcada reacción isomórfica en las erupciones cutáneas por psoriasis apareciendo en superficie por heridas.
Fase estacionaria: no aparecen nuevas erupciones y las existentes no presentan aumento ni reducción. Se mantienen en un estado inactivo.
Fase de remisión: las lesiones tienden gradualmente a remitir, se van reduciendo de tamaño, incluso pueden desaparecer, quedando en ocasiones pequeñas pigmentaciones como recuerdo a la lesión que ha existido.

Tratamiento interno y externo

En el tratamiento de esta dermatosis, debemos tener en cuenta el tratamiento interno (sistémico) y externo (sintomático).
Solo en el caso de la psoriasis vulgar, y principalmente durante la fase estacionaria y de remisión, con lesiones cutáneas localizadas, puede seguirse un tratamiento único, con terapia externa. En algunos casos de psoriasis en estado agudo también se siguen tratamientos de tipo externo.
En la actualidad todavía no se puede hablar de un tratamiento totalmente eficaz para la psoriasis, ni siquiera para la manifestación de tipo vulgar que a priori es la de mejor pronóstico.

Se trata de una patología en que el desconocimiento tanto casuístico como resolutivo es elevadísimo. Se conoce muy poco del mecanismo de acción de la enfermedad, aunque existen muchas teorías al respecto pero ninguna, hasta la fecha, ha sido concluyente en su desarrollo.

También existen tratamientos convencionales de los cuales tampoco se conoce mucho sobre su mecanismo de acción, pero que al parecer si suelen dar resultados positivos.

En cambio siguiendo las teorías disciplinarias de la Medicina Tradicional China (MTC), si se puede explicar con detalle la evolución de la enfermedad por lo que el tratamiento es bien diferente al usado en occidente, que fundamentalmente se basa en tratamientos sintomáticos, en esta disciplina se tiene en cuenta tanto el tratamiento sintomático como el etiológico. 
Las técnicas a terapias utilizadas en MTC son la acupuntura, fitoterapia, dietoterapia china, auriculoterapia, etc.

No solamente se trata de reducir al máximo los síntomas aparentes sino también de tratar el síndrome que está afectando al enfermo y es el responsable de la manifestación clínica externa.
No por ello se puede decir que los resultados de los tratamientos de psoriasis en MTC sean totalmente efectivos, sino que por desgracia, también aparecen una serie de factores inherentes al enfermo que pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad.

Aunque en aquellos casos en que la respuesta ha sido positiva, las recidivas son altamente menos frecuentes cuando se utiliza la MTC como tratamiento. 

Fuente: Escuela Superior de MTC, Clínicas Guang An Men.
http://www.mtc.es/

Escribir un comentario

Tags: enfermedad dermatológica medicina china psoriasis

También te puede interesar:
100%

4 Comentarios “Tratamiento para Psoriasis con Medicina Tradicional China”

4
el 27/04/2015
Poco conozco sobre esta enfermedad pero tengo un familiar que sufre mucho por este problema y ha tratado con varios medicos y nada. No se si tenga cura pero creo que esta infirmacion le va a ayudar.
5
el 26/05/2012
esta bn pero lo que no entiendo que psoriasis es igual parasoriasis??????????

quisiera saberlo porque una de mis tias se le ve haci y quiero saberlo si es malo porque ella no quierer ir al doctor o tratamiento........

5
el 15/05/2012
Excelente presentación y desarrollo del tema, lastima que no nos orienta a los médicos acupuntores el origen de la enfermedad en base a los 5 elementos. cuales son las desarmonías de los organos involucrados en esta enfermedad.
Yo traté a una paciente con Psico neuro acupuntura, con la terapia del perdón, con cambio de hábitos alimenticios, hábitos higienicos y actividad física. Tratamiento con biomesoterapia, masaje linfático etc.
Bien, un tratamieto integral implica una dedicación y entrega a tu paciente. Un conocimiento profundo de tu paciente, descubrir los conflictos emocionales actuales y pasados etc. La paciente se encuentra en buen estado de salud fuera de depresiones y sentimientos encontrados.
Saludos

5
el 18/05/2010
Aquí comparto con ustedes una serie de remedios naturales para la psoriasis ….

■Evitar el estrés.
■Los baños con agua marina y de lodo pueden beneficiar mucho la piel gracias a los iones y sales que contienen.
■Los rayos ultravioleta tienen propiedades anti inflamatorias, por lo tanto es recomendable tomar el sol cuando se padece psoriasis. (Siempre con moderación y evitando las horas centrales del día).
■Dejar al aire las heridas.
■Evitar el rascamiento de las lesiones y heridas pues se pueden agravar y cronificar.
■Evitar el consumo de carnes grasas.
■Adoptar una dieta rica en vegetales, frutas y verduras y sobre todo evitar el alcohol.
■Utilizar cremas hidratantes de avena y caléndula para mitigar la sequedad e irritación con la que cursa la psoriasis.
■Tomar muchos líquidos, especialmente agua para asegurar una buena hidratación.

Escribir un comentario

Nombre: (Requerido)
E-Mail: (no será publicado) (requerido)

Tu comentario:

Puntuación:Pobre Excelente
captcha image
Código de confirmación: (Requerido)
Acepta las normas de participación
Recetas de postres con Agar- Agar

«Recetas de postres con Agar- Agar