Compra por teléfono - Contactar

Alimentación infantil y comida para niños

Procurar una una alimentación infantil óptima desde los primeros meses de vida del bebé es la tarea de todas las madres,  siempre preocupadas de brindar el amor, la ternura y una alimentación infantil adecuada, natural, y saludable que incluya alimentos como leches maternizadas, leches en polvo completas, desarrolladas para cada etapa del desarrollo de los bebés dentro del primer año de vida, las mismas que serán complementadas a partir del cuarto mes de vida del bebé con papillas ecológicas nutritivas que incluyen para cada etapa  distintos cereales, también miel, frutas y verduras en las etapas posteriores.

Las ventajas de las papillas ecológicas instantáneas son múltiples, ya que se pueden preparar con la simple adición de agua fría o caliente, y se sirven en ese momento. Las presentaciones de estos productos garantizan una adecuada higiene en el manejo y mantienen su frescura y cualidades nutricionales hasta cuando se termina el producto. Al preferir papillas ecológicas no solamente protegemos a nuestros niños de posibles enfermedades, sino que además les proporcionamos elementos naturales, nutrientes, vitaminas y minerales que los alimentan, fortalecen, y además les agradan por su sabor natural, sin aditivos, azúcares y conservantes.

Dentro de los cereales más importantes en la nutrición infantil inicial están el arroz integral malteado de cultivo ecológico, la avena integral de cultivo ecológico, cebada integral de cultivo ecológico, centeno integral de cultivo ecológico, mijo de cultivo ecológico, y el trigo integral de cultivo ecológico. Posteriormente se incluyen otros ingredientes que aumentan el sabor y la nutrición de las papillas como en cacao ecológico, la algarroba ecológica, la miel de cultivo ecológico, la soya y el sésamo, con sus cualidades específicas, así como el kokoh, el maíz y el trigo sarraceno, todos de cultivo ecológico, un gran aporte de sabor y nutrición para nuestros niños. A partir de los seis meses los especialistas recomiendan además la adición de hortalizas, que en el caso de las papillas son de vegetales frescos, deshidratados a baja temperatura. Entre estas verduras se incluyen ya la zanahoria, el puerro, la calabaza, y los guisantes. Finalmente es importante incluir frutas frescas, las primeras son la manzana, la pera, y el plátano, y estas también pueden encontrarse en la papilla.

Página:
  1. 1

Página:
  1. 1

Back to top